La venta del Banco Gallego 'alivia' a los trabajadores

stop

Aunque la posibilidad no les agrada, creen que supondrá menos destrucción de empleo que si la entidade se integra en NCG

José María Castellano

23 de octubre de 2012 (23:00 CET)

El presidente de Novagalicia Banco, José María Castellano, arrojó luz este martes en Madrid sobre una incógnita sobre la que se lleva tiempo debatiendo: el futuro del Banco Gallego. El directivo indicó que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) tratará a la entidad como “un proyecto independiente” y “procederá a su venta”. “No tiene sentido comentar más porque no está en nuestro ámbito de gestión”, zanjó.

La opción de la venta no agrada a la plantilla de la entidad que dirige Manuel Urgoiti pero, tanto trabajadores del Gallego como de la propia Novagalicia admiten que es una opción, en principio, “mejor” que la otra que estaba sobre la mesa: la integración. Con esa opción, los sindicatos sostenían que el volumen de destrucción de empleo sería mucho mayor debido al solapamiento de la red de oficinas entre ambas entidades.

Integración y despidos

“Con respecto a lo que le toca a mi empresa podemos decir que esta noticia da un cierto alivio, porque sopesábamos que podría haber una destrucción de 800 puestos entre una entidad y otra si se optaba por la integración pero, como sindicalista, no puedo dejar de estar igualmente triste”, explicó José Ramón de Pliego Valdés, de UGT.

También Andrés Río, representante de los trabajadores del Banco Gallego por la CIG, declaró que la opción de la integración en NCG “no era buena”, mientras que la de la venta “dependerá de quién sea el comprador y cuáles sean las condiciones”.

El Banco Gallego contaba, a datos de 2011, con un total de 183 oficinas, de las que 117 están en Galicia y unos 750 empleados, tras un expediente de empleo que afectó a un centenar.

Evo, también en venta


Aunque el anuncio de venta del Banco Gallego fue el más novedoso, en el acto en Madrid en el que participaron tanto Castellano como González-Bueno se indicó que la marca con la actúa NCG fuera de Galicia, Asturias y León, Evo Banco, se encontraba en venta y tenía numerosos interesados. Eso sí, Castellano indicó que Evo interrumpiría su actividad, si no era vendida en el plazo de dos años.

En cuanto al futuro de la entidad, el presidente de NCG Banco no se mojó. “El tiempo dirá”, respondió cuando fue preguntado sobre si el banco continuará su andadura solo o acabará en un proceso de subasta. “No sé dónde va a acabar, es un proceso público y abierto”, indicó.

Reunión con los sindicatos


Según una nota de prensa hecha pública por los sindicatos con representación en la entidad gallega, en la reunión que estos mantuvieron con la dirección de Novagalicia este lunes la entidad les indicó “que sobre el futuro del banco no hay nada cerrado” y que “la troika continúa las negociaciones para el plan de recapitalización”.

“Son conscientes de que la troika impondrá medidas duras a las entidades que reciban ayudas. La más destacada es la que tiene que ver con el abandono de las líneas de negocio no fundamentales”, indican en el comunicado. “En su opinión, nos dejarán seguir solos, dicen que tenemos un 90% de posibilidades de que la reordenación se haga a través de un banco puente, con tres años para reestructurar la entidad y dos más para su venta. Además, nos indican que los inversores extranjeros siguen interesados”, transmiten las centrales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad