La última trampa de las operadoras móviles: la triple permanencia

stop

CONSEJO

27 de julio de 2013 (17:31 CET)

Al firmar un contrato de telefonía móvil en el que se incluye un terminal, todas las operadoras nos obligan a permanecer con ellas durante un tiempo, que en general es de 12, 18 o 24 meses. Pero algo ha cambiado en este sentido en el último año, ya que si antes solo era necesario fijarse en cuál era la permanencia, ahora hay que leer atentamente el contrato para conocer a cuántas permanencias nos estamos comprometiendo porque sí, ¡puede ser más de una!

Los 3 tipos de permanencia

Permanencia de operador: el cliente puede cambiar de tarifa, por ejemplo a otra más barata, pero no abandonar la compañía
 
Permanencia de tarifa: el cliente debe quedarse con la misma tarifa (u otra más cara) y en la misma compañía durante el plazo estipulado por contrato

Permanencia del terminal: suele darse en los casos en que el cliente paga el teléfono mes a mes. La compañía, como es lógico, no le dejará marcharse a no ser que termine de pagar el precio total del aparato.
 
Otros datos de interés

• En las tarifas actuales, lo habitual es encontrar una o máximo dos de estas permanencias, nunca tres.

• La permanencia de terminal (24 meses) suele ser más alta que la permanencia de tarifa (12 o 18 meses).

• Durante períodos promocionales, las permanencias pueden ser eliminadas si los clientes, en vez de contratar en tienda, lo hacen online (solo en los casos en que el cliente no se queda ningún terminal, claro está).
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad