La subida de tasas municipales alarga la cuesta de enero

stop

También se encarecen la luz, los peajes, los carburantes, los trenes y el servicio de correos

Un puesto de peaje

30 de diciembre de 2012 (22:23 CET)

El nuevo año no entrará con buenas noticias, al menos en el apartado económico. Los gallegos iniciarán 2013 con subidas en las tasas y los impuestos municipales en varios de los principales ayuntamientos, a las que hay que sumar el encarecimiento de la electricidad, correos, carburantes y transporte ferroviario. Una cuesta de enero en toda regla.

Tres de las principales ciudades gallegas aplicarán subidas en los impuestos municipales, Pontevedra, Ourense y Vigo. Mientras, Ferrol y A Coruña mantendrán congeladas las tasas, pero incrementarán la caja pública a través de nuevas figuras impositivas.

Subidas impositivas

El Gobierno pontevedrés, presidido por Miguel Anxo Fernández Lores, aplicará un incremento de las tasas, aunque será "lo mínimo", es decir, una actualización "automática" con referencia al IPC, según informan en el consistorio.

En Ourense, la mayor parte de las tasas se actualizan también en función del IPC --al cierre de noviembre la subida era del 2,9%-- y registrarán una subida del 2,4%. También subirá en esa proporción el billete de bus.

En el caso de Vigo, las ordenanzas fiscales para 2013 incluyen, con carácter general, un aumento del 2,1 por ciento --inferior a IPC con el que se acabará el año--. Además, se incluye la congelación del precio del recibo del agua y tampoco habrá incremento en el billete de Vitrasa. Sí subirá la tarifa de los taxis.

A Coruña y Ferrol

En A Coruña, el Gobierno de Carlos Negreira no subirá, como norma general, los impuestos, aunque sí que actualizará alguna de las tasas, como el IBI. Creará, en cambio, una nueva figura para el tratamiento de aguas residuales que costará a los ciudadanos una media de 5 euros trimestrales. El bus urbano será siete céntimos más caro.

El Ayuntamiento de Ferrol, por su parte, seguirá una línea similar. Fuentes del consistorio aseguran que los impuestos "en general" se mantendrán en los niveles actuales, con el fin de cumplir el compromiso del alcalde de evitar que la crisis "la paguen las familias". Se mantienen algunas exenciones y bonificaciones en tributos como el del agua para las familias con menos recursos, pero se crea una tasa nueva para viviendas y bajos comerciales en desuso, que deberán pagar por la recogida de la basura.

Peajes


Más allá del cargo total que implican para los ciudadanos la subida de tasas e impuestos municipales, el principal problema es que coincide con un incremento general en los precios de los servicios básicos y en un contexto económico desfavorable, que ha provocado que muchos ciudadanos pierdan gran parte de su poder adquisitivo.

Entre las nuevas cargas que tendrán que asumir, está el incremento del peaje de las autopistas del Estado, que subirá un 2,4% en 2013, lo que provocará un encarecimiento de la circulación por la AP-9 y la AP-53 (Santiago-Dozón) en Galicia.

A principios de 2013 entrará en vigor el acuerdo entre el Ministerio de Fomento y Audasa, que introduce una bonificación para el recorrido Pontevedra-Vigo en esta autopista. Establecerá la gratuidad del viaje de vuelta para vehículos ligeros en el mismo día hábil con telepeaje. Por su parte, las autopistas de titularidad autonómica --las que unen Carballo y A Coruña o la que va de Vigo a Baiona-- subirán un 3,33% el año que viene.

Autobús

De la misma forma, el precio del billete de autobús interurbano registrará una subida del 6,07% el próximo año. Se trata de un incremento que el Gobierno ha autorizado realizar a las empresas concesionarias de servicios de transporte público de viajeros en autobús para compensarlas por el encarecimiento del combustible.

Por su parte, Correos subirá un 2,7% el precio de los sellos para el envío nacional de cartas y tarjetas postales de hasta 20 gramos de peso a partir del próximo 1 de enero. De esta forma, un sello pasará a costar 0,37 euros frente a los 0,36 euros actuales, según informaron fuentes del sector postal.

Este aumento, ligeramente inferior a la inflación, es el menor de los últimos seis años, periodo en el que la actualización del precio de los sellos postales ha oscilado entre la 2,86% aplicado a comienzos de este ejercicio 2012 y la del 6,25% de 2010.

Servicios básicos


A estas subidas hay que añadir el encarecimiento de los carburantes por la desaparición de la exención a los biocarburantes, que podría derivar en un aumento para el consumidor de 2,35 céntimos por cada litro de bioetanol y 3,02 céntimos por cada litro de biodiesel, a los que habría que añadirles el IVA al 21%.

El precio de la luz se incrementará un 3,5% y el billete de tren se encarecerá una media del 3%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad