La recapitalización de NCG suma la cuarta parte del PIB gallego

stop

Hasta el retorno a los beneficios, las inyecciones y saneamientos en la entidad alcanzan los 13.282 millones

Oficina de Novagalicia Banco, hoy Abanca

15 de mayo de 2013 (01:31 CET)

Los 13.282 millones de recapitalización que ha necesitado NCG hasta llegar al punto de equilibrio en sus cuentas, con su vuelta a los beneficios, suman prácticamente la cuarta parte del PIB gallego de un año, y duplican la deuda pública emitida y acumulada por la Xunta, algo más de 7.600 millones. Son dos referencias que apuntalan la idea del titánico coste que tiene mantener la viabilidad del banco que preside José María Castellano. NCG es hoy lo que es después de cuatro operaciones de saneamiento en tres años, desde los 3.008 millones que necesitó en 2010 la fusión de las extintas Caixa Galicia y Caixanova, a los que hubo que añadir otros 1.598 millones ese mismo año.

En 2011 fueron otros 452 millones de saneamiento los que requirió el proyecto, para sumar el año pasado el mayor esfuerzo, con el plan de recapitalización impulsado por Bruselas, hasta sumar 8.244 millones. En total, 13.282 millones de euros en tres años, que suponen nada menos que el 23,5% de todos los bienes y servicios producidos en Galicia en un año como 2012, con un PIB que alcanzó los 56.376 millones de euros. El saneamiento acumulado de NCG rebasa, con los datos del Instituto Galego de Estatística (ICG) en la mano, todas las inversiones acometidas en la comunidad gallega en un solo año, el 2012, cuando el saldo de la formación bruta de capital (es decir, las inversiones) alcanzó los 11.839 millones.

Esfuerzos y depósitos

Con los datos del primer trimestre del año, NCG Banco dispone de activos líquidos por importe de 9.980 millones de euros, con 1.729 millones de euros por encima del volumen de emisiones mayoristas con vencimientos en los próximos 10 años. La cobertura del crédito financiado con los depósitos de clientes minoristas avanza hasta el 93% frente al 91% de diciembre de 2012. Durante el primer trimestre la entidad prosigue su proceso de desinversiones en empresas participadas. En lo que va de año ha materializado nuevos acuerdos de venta en cuatro compañías, lo que genera 50,2 millones de euros en nuevos ingresos.

Sin embargo, una de las variables para conocer la fortaleza de la entidad, la de su propio negocio a través de los depósitos, marca la senda iniciada el año pasado. NCG ha logrado contener y reducir a la mitad la pérdida de depósitos de clientes, los minoristas, durante este trimestre. De la pérdida de 1.276 millones en los primeros tres meses del 2011, ha pasado a rebajar esa caída hasta los 542 millones, un 58% menos. Esa cifra, 542 millones, es el importe de los depósitos de clientes que ha visto desaparecer de sus oficinas NCG en estos tres meses. En total, la pérdida de depósitos ha sido de 2.428 millones de euros frente al primer trimestre de 2011, pero básicamente (unos 1.886 millones) corresponden a operaciones que incluyen cédulas hipotecarias, saldos en el interbancario y de deuda pública.Los clientes habían retirado durante 2012 un total de 4.792 millones de NCG, pérdida inducida en gran medida por la crisis de las preferentes.

Todo, en fase de privatización

El banco reconoce que, tanto sus divisiones y filiales, como la propia matriz, se encuentran en fase de privatización. El que sigue es el relato. “Desde la entrada del nuevo equipo gestor del banco, en septiembre de 2011, la transformación de la entidad ha incluido un potente plan de reestructuración, centrado en la optimización de las redes comerciales, de los gastos corrientes y del balance”, según destaca la entidad.

El proceso se ha desarrollado con la creación de dos marcas comerciales (Novagalicia y EVO) y una unidad de gestión de la red exterior (UGAs). En concreto, UGAS será vendida antes del verano, así como parte de la red de oficinas. “Tanto EVO, como UGAS como Novagalicia, están en fases diferentes de su proceso de privatización”, según concreta la entidad en una nota difundida ayer.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad