El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante una de las últimas juntas de accionistas. / EFE-KF

La privatización de Bankia despierta el apetito de los grandes fondos

stop

El fondo soberano de Noruega aflora el 3,26% de Bankia, pero es solo uno de la docena de fondos que apostaron por el banco aprovechando la venta del Gobierno

en Barcelona, 14 de diciembre de 2017 (05:00 CET)

Los fondos empiezan a tomar posiciones en BankiaEl primero en aflorar, al superar el 3%, fue Norges Bank. No es cualquiera –el noruego es el mayor fondo soberano del mundo, por encima de los del petróleo– pero tampoco es el único. Al menos una docena de fondos han entrado o han mejorado posiciones en Bankia aprovechando la venta del 7%, y los movimientos seguirán con las futuras colocaciones, como la prevista del hasta el 20% en el primer trimestre de 2018.

Los inversores institucionales han visto el cielo abierto con la privatización de Bankia. La entidad, en su día rescatada como el agujero negro de la crisis financiera española –aunque no fue ni mucho menos el último ni será el más caro–, se ha saneado, ha multiplicado su valor en bolsa y los fondos, que han apostado por la banca y la bolsa española, y que mantienen su apetito, se relamen con las desinversiones del FROB, que controla todavía el 60% del banco.

Norges es solo uno de los fondos que ha aprovechado la privatización de Bankia para buscar plusvalías

El pasado martes, el Gobierno cerró la colocación acelerada del 7% de Bankia. La operación se llevó a cabo con un descuento del 2,7%, algo habitual en este tipo de ventas. El mercado esperaba desde hacía meses esta colocación, reservada para inversores institucionales –fondos y banca de inversión–, y la demanda duplicó la oferta.

Norges acudió a la colocación, pero no compró el 3,26% de golpe. Según fuentes financieras, ni siquiera llegó al 1%. Su participación anterior ya superaba el 2%, pero no constaba puesto que, al no llegar al 3%, no tenía obligación de comunicarlo. El resto lo había ido comprando en la bolsa. Es el primer fondo en aflorar, pero habrá más.

En una situación similar a la del noruego hay una docena de fondos, aunque con participaciones que no llegan –al menos de momento– al 3%. De ser así, deberán de comunicarlo a la CNMV. Ninguno compró más del 1% en la colocación acelerada del 7% de esta semana, aunque la identidad de los fondos no ha transcendido. En muchos casos es difícil de saber, ya que en ocasiones los bancos de inversión actúan en nombre de otros inversores.

Bankia, una oportunidad para los fondos

La alta demanda y afluencia de inversores muestra que hay apetito por Bankia –como lo hay también por parte de algunos bancos–. El resto del sector financiero español, al menos de las entidades de cierto tamaño, está ya muy copado de fondos, mientras que en Bankia hay terreno para acampar. Además, se percibe potencial de crecimiento suficiente como para sacar buenas plusvalías.

La gran mayoría de este tipo de inversores no tiene vocación gestora, ni siquiera de control accionarial, sino que realiza inversiones puramente financieras. Es decir, para ganar dinero. La mayoría de analistas valora Bankia en precios por encima de su cotización en bolsa, y, tras el bache de la crisis catalana, ya se está recuperando, y se espera que siga la senda positiva.

El Gobierno también lo espera. Su objetivo es ir haciendo desinversiones, y si solo vendió el 7% en los últimos meses es porque prevé que siga subiendo. En el primer trimestre de 2018 venderá entre el 15% y el 20%, según adelantó Expansión. La fecha y el porcentaje exacto de la colocación dependerán del precio y el apetito del mercado, pero el horizonte es halagüeño.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad