La presidenta de la Fundación de Caja Madrid dimite por el escándalo de las tarjetas ‘B’

stop

Carmen Cafranga presenta su renuncia para “preservar los intereses” de la entidad

La ex presidenta de la Fundación Caja Madrid, Carmen Cafranga y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella en 2002 I EFE

02 de octubre de 2014 (16:34 CET)

El escándalo de las tarjetas en B en Caja Madrid se ha cobrado a su primera víctima. La presidenta de la Fundación Obra Social y Monte Piedad Caja Madrid, Carmen Cafranga, ha presentado este jueves su dimisión en el cargo para “preservar los intereses” de la entidad.

En un comunicado, Cafranga sostiene que siempre ha actuado con “plena legalidad” y ha precisado que “si a la luz de la clarificación jurídica de los hechos hubiera lugar a ello” tiene “el firme compromiso de hacer voluntariamente las reparaciones a las que hubiera lugar”.

Gastos no justificados


Antes de conocerse la dimisión de Cafranga, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha cesado al director general de Economía, Pablo Abejas. Mientras tanto, la Fundación está valorando si le corresponde devolver los importes de los cobros personales no justificados que entre 2003 y 2012 realizaron 86 directivos vinculados a la entidad financiera.

Los directivos cargaron a las tarjetas Caja Madrid gastos por valor de 15,2 millones de euros sin justificar ante Hacienda para pagar almuerzos en restaurantes, estancias en hoteles o productos de alimentación. Pero con la llegada de José Ignacio Goirigolzarri, las tarjetas en B se dieron de baja.

La causa en la Audiencia


La causa está en manos del magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que podría citar a declarar a directivos como los ex presidentes Rodrigo Rato y Miguel Blesa, incluidos en la lista de los benefactores de las tarjetas fantasma.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad