La policía detiene a una decena de personas que falsificaban contratos

stop

Cinco detenciones se han llevado a cabo en la provincia de Alicante. El precio de los contratos oscilaban entre los 300 y los 1.500 euros

04 de agosto de 2011 (13:05 CET)

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Alicante y Murcia un grupo organizado y han detenido a sus diez integrantes de origen marroquí por tramitar presuntamente contratos de trabajo falsos a extranjeros por cantidades que oscilaban entre 300 y 1.800 euros con el único fin de utilizarlos para regularizar su situación en España.

Para obtener la regulación era percibir de manera fraudulenta prestaciones contributivas por desempleo, estafando de esa manera grandes cantidades de dinero al Servicio Público de Empleo Estatal, según han informado fuentes de la Policía Nacional.

Así, el modus operandi de la banda era utilizar una mercantil como empresa contratante, la cual no era más que una simulación empresarial, puesto que no ejercía ninguna actividad laboral desde su creación en el año 2009, teniendo como único objetivo dar de alta en el régimen de la Seguridad Social a los falsos trabajadores, obteniendo por ello ingentes beneficios económicos.

La investigación, que se ha sido llevada a cabo por agentes de la las Unidades Contra Redes de Inmigración y Falsedad Documental-UCRIF de Alicante y Murcia, ha finalizado con la detención de una persona en Alicante, otras dos en Orihuela, dos más en el municipio alicantino de Bigastro y cinco en Murcia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad