La patronal augura la resurrección del mercado inmobiliario (si la política no lo estropea) 

stop

Fegein cree que la inversión en vivienda aumentará un 7% este año empujada por los inmuebles de segunda mano y el comprador foráneo 

Benito Iglesias, presidente de Fegein, y bloques de viviendas en construcción en Vigo

en A Coruña, 18 de julio de 2016 (13:25 CET)

La estabilización de los precios y el incremento en la compraventa de vivienda han devuelto el optimismo al sector, que augura dos años de tendencia al alza. La patronal inmobiliaria Fegein considera que la recuperación se notará con intensidad en el segundo semestre del año, "con más ventas y más obra nueva" que propiciará un aumento de las inversión. En 2015 creció un 3,4% y Fegein espera que este año lo haga en un 7,1%.

Pese a todo, todavía existe incertidumbre. "El reparto de poderes salido de las Elecciones Generales del 26J ha puesto nuevamente la recuperación en 'stand by' en previsión de la formacion de un nuevo ejecutivo. Lo que supone que los grandes inversores esperarán a ver cómo evoluciona nuestra economía ante la falta de un gobierno solido y estable que empuje la recuperación", explica la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias en su informe correspondiente al primer semestre del año.

Del mismo modo, hace hincapié en que la mejoría en el PIB convive con la previsible caída de población y la baja formación de hogares que arrastra Galicia en los últimos años.

Radiografía del sector

La vivienda de segunda mano es la más vendida en Galicia "ante la ausencia de nuevas promociones y la inseguridad juridica por la falta de planes generales en importantes nucleos de poblacion". Los inmuebles con 2 o 3 dormitorios son los más demandados.

Los clientes foráneos ya acaparan el 65% de las operaciones en segunda residencia. Los precios se estabilizan en líneas generales, si bien, existen núcleos que siguen a la baja por la acumulación de stock de vivienda.

El precio medio en Galicia todavía marca una cifra un 30% inferior a la de 2007, pasando de los 2.225 euros por metro cuadrado de entonces a los actuales 1.600 euros.

Retos

Las oportunidades del sector pasan, según Fegein, por recuperar el comprador joven que había perdido la confianza y el crédito durante la crisis económica. Del mismo modo, la previsión de crecimiento en el mercado inmobiliario recuperará la capacidad del ladrillo para atraer inversiones.

Pero, sobre todo, el sector afronta retos políticos, toda vez que las políticas de vivienda están en suspenso a la espera del nuevo Ejecutivo y los planes en desarrollo finalizarán este año.

"Si al próximo Ejecutivo le acompaña el sentido común y el sentido de Estado, toca rebajar esta abusiva tributación actual, bajando el IVA que soporta la vivienda nueva (un 10%) a un 7% y rebajando también el impuesto de transmisiones patrimoniales de la vivienda usada (que soporta otro 10%) a un 7%. Todo ello acompañado por una reformulación de las plusvalías municipales que consideren la pérdida de valor patrimonial de los últimos años", recomienda el presidente de Fegein, Benito Iglesias.

"Garantizar el derecho constitucional a una vivienda digna y adecuada y paliar la situación de personas y hogares con dificultades para acceder a una vivienda o para afrontar sus deudas hipotecarias debe ser la razón de ser de la nueva política de vivienda a desarrollar", concluye Iglesias.   
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad