La muerte de Bin Laden generará inestabilidad en las bolsas

stop

El profesor de ESADE Robert Tornabell cree que la muerte de Bin Laden generará inestabilidad en los mercados tras una primera fase de optimismo.

04 de mayo de 2011 (12:14 CET)

El profesor del Departamento de Control i Dirección Financiera de ESADE y exdecano de ESADE Business School, Robert Tornabell, cree que la muerte de Bin Laden generará incertidumbre e inestabilidad en los mercados tras una primera fase de optimismo, especialmente en Estados Unidos.

El profesor Tornabell cree que “es probable que en las primeras semanas tras el impacto de la noticia asistamos a una ligera mejora de la economía de Estados Unidos y algunas reacciones al alza especialmente de las bolsas americanas, contagiadas por el optimismo de su sociedad” pero advierte que “los indicadores no apuntan en la dirección de que saldremos pronto de la recesión”.

Tornabell recuerda que hay que valorar el indicador conocido como “índice del miedo” (Fear Gauge) que mide el riesgo percibido por los Mercados y éste es todavía muy bajo cosa que hace prever que “las bolsas en las próximas semanas empiecen a descontar el futuro”. De momento, este indicador ha pasado sólo del 14,7 al 16 mientras llegó al 50 con la quiebra de Grecia y al 30 con la intervención de la OTAN en Líbia, por ejemplo.

El profesor advierte que “las Bolsas quieren certezas y seguridad y la muerte de Bin Laden es probable que cree incertidumbre e inestabilidad sobre todo si a esta noticia le sigue algún atentado de respuesta o aumenta la tensión en la ya muy delicada situación de Oriente Medio”.

Peor en los países avanzados

Robert Tornabell cree que “esta incertidumbre se notará más en los países avanzados y eso puede favorecer a los países emergentes, especialmente a Brasil, México y el Sureste de Asia”.

El profesor de ESADE asegura que lo ocurrido “todavía no ha repercutido realmente en los mercados y augura en este sentido que aumentará la volatilidad del petróleo y los alimentos, mientras que el carbón beneficiará a sus dos grandes productores para las centrales térmicas, Estados Unidos y China”. Igualmente, cree que “no será malo para las compañías españolas que cotizan en bolsa y tienen tecnologías para evitar las emisiones de gases contaminantes”.

Por todo ello Tornabell apunta que lo ocurrido “no favorecerá la recuperación de la confianza de los mercados, y el aumento de precio de carburantes y alimentos tampoco contribuirán a mantener unos tipos de interés del euro suficientemente bajos para estimular el crecimiento”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad