La mayor torre residencial de España, financiada por Méndez, acaba en manos de Sareb

stop

Pincha la subasta del rascacielos de Benidorm que impulsó Caixa Galicia, InTempo; las ofertas presentadas no cubren la deuda traspasada por Novagalicia al banco malo, que se queda el edificio

José Luis Méndez y vista de InTempo, el mayor edificio residencial de España

en A Coruña, 24 de agosto de 2016 (16:08 CET)

En los tiempos de la burbuja inmobiliaria, Caixa Galicia financiaba edificios de lujo en Benidorm. Es el caso de InTempo, el que iba a ser el mayor rascacielos residencial de Europa y que acabó vendiéndose al mejor postor sin llegar siquiera a ser inaugurado.

Emblema de los tiempos en que la economía se arreglaba a golpe de ladrillo, la torre dejó un pufo en las cajas de más de 90 millones, que años después de que José Luis Méndez se retirara, fue traspasado a la Sareb en el trasvase de activos tóxicos de la banca nacionalizada.

Ofertas insuficientes

La administración concursal de la constructora Olga Urbana, seleccionada por Méndez cuatro años depués del inicio de las obras para que controlara el gasto desbocado del rascacielos, procedió a la subasta del considerado activo de lujo.

Sin embargo, las ofertas presentadas, con varios fondos interesados en el inmueble, estuvieron por debajo de las expectativas. Apenas alcanzaban los 60 millones, por lo que no daba para cubrir la deuda contraída, que ronda actualmente los 100 millones.  

Emblema de la burbuja inmobiliaria

El llamado banco malo prefirió quedarse con otro emblema de la burbuja inmobiliaria, ejerciendo su derecho como acreedor privilegiado, informa El Confidencial.  Intentará la venta por su cuenta.

De aquel proyecto de referencia, que todavía está al 90% de su ejecución, queda una constructora en liquidación con una deuda de 140 millones y una caja quebrada que acabó fusionada, nacionalizada y vendida al grupo Banesco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad