La letra pequeña de la reforma fiscal esconde subidas de impuestos

stop

Los despidos cotizarán por primera vez, se reducen las deducciones en el alquiler de la vivienda, el pago con acciones tributará y se modifica la ley Beckham

Montoro y la cúpula de Hacienda presentan la reforma fiscal

23 de junio de 2014 (15:44 CET)

La letra pequeña de la reforma fiscal se conoce desde este mediodía. El Gobierno ha enumerado los detalles del anteproyecto de ley, que oculta subidas de impuestos destinadas a compensar la rebaja generalizada del IRPF.

A pesar de ello no se alcanzará la neutralidad fiscal; es decir, que lo descontado de un impuesto se sume a otro para que el Estado no pierda ingresos. El Ejecutivo del Partido Popular se fía a la recuperación económica para mantener el ritmo recaudatorio y cumplir con los objetivos de déficit.

Planes de pensiones

Si las intenciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (PP), superan el trámite parlamentario tal cual, los despidos tributarán como un componente más del impuesto de la renta. Además se limitarán las ayudas al alquiler y se reducirán las deducciones por las aportaciones a los planes de pensiones, entre otras medidas. También se modifica la conocida como ley Beckham, de modo que los futbolistas internacionales pagarán más por jugar en España.

La iniciativa que más polvareda levantará en las próximas semanas será la tributación de los despidos, que por primera vez pagarán impuestos. El secretario de Estado de Hacienda, Fernando Ferré, ha argumentado que se ha detectado “un abuso de la utilización de los despidos improcedentes”. Por esta razón, el Gobierno “incorpora un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado, que aproximadamente equivale a un mes de salario”.

Negociación con los sindicatos

Todos los importes que estén por encima del nivel tributarán según varias tarifas y siempre para salarios de más de 30.000 euros. La norma deja al margen retribuciones inferiores. Ferré ha dejado la puerta abierta a la negociación con los sindicatos de la cantidad definitiva que quedará excluida de la nueva medida. Si el anteproyecto de ley se aprueba, la norma tendrá carácter retroactivo al pasado viernes (20 de junio).

También afectaría a los despidos que se deriven de un expediente de regulación de empleo o despido colectivo que se apruebe a partir de ahora. Incluir la indemnización en el IRPF es prácticamente la única recomendación que Montoro ha aceptado de la comisión de expertos liderada por el profesor Manuel Lagares. En este caso su propuesta era más contundente: se oponía a cualquier exención.

Más medidas encubiertas

La reforma fiscal incluye otras subidas encubiertas que, éstas sí, entrarían en vigor a partir del 1 de enero de 2015. A partir de entonces, quedarán suprimidas las exenciones que afectan a la entrega gratuita de acciones de las empresas como parte de la retribución a los trabajadores. Esta fórmula es frecuente para completar los salarios elevados.

Otro recorte se producirá en el mercado del alquiler. El importe deducible se reduce al 50% para los dueños e inquilinos de la vivienda. Montoro considera que este sector ha experimentado una mejoría sensible desde 2011. Por esta razón, las deducciones que para los propietarios era del 60% --del 100% para menores de 35 años-- quedan revisadas a la baja.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad