La lenta recuperación de la economía española no frenará el paro, según la OCDE

stop

INDICADORES

Ángel Gurría

25 de mayo de 2011 (13:17 CET)

La economía española se recuperará gradualmente en 2011 y 2012, pero la potencia de esta mejora no conseguirá reducir las altas tasas de paro. La mejora permitirá una expansión del producto interior bruto (PIB) del 0,9% este año y del 1,6% en 2012, gracias a la recuperación de la eurozona y de las exportaciones hacia Sudamérica y otras economías emergentes, así como del cada vez menor impacto negativo del reajuste del sector de la construcción, según las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los augurios de la organización mantienen el ritmo de crecimiento de la economía española en 2011, pero son menos optimistas de cara al próximo año, ya que su anterior estimación auguraba una expansión del 1,8% del PIB.

Igual que el FMI


De este modo, las previsiones de la institución coinciden casi exactamente con las publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que avanzó un crecimiento del PIB del 0,8% en 2011 y del 1,6% en 2012, pero se sitúan muy por debajo de los pronósticos del Gobierno español, que espera una expansión del 1,3% este año y del 2,3% el próximo.
No obstante la OCDE prevé que la tasa de paro seguirá en niveles elevados y alcanzará el 20,3% este año y el 19,3% en 2012, frente a las previsiones del Gobierno del 19,8% en 2011 y del 18,5% el próximo año.

Los nuevos pronósticos de la OCDE respecto a la evolución del mercado laboral español se muestran mucho más sombríos que en la anterior publicación de perspectivas de noviembre de 2010, cuando la institución auguró una tasa de paro del 19,1% este año y del 17,4% el siguiente.

De hecho, las previsiones más a largo plazo de la OCDE estiman que la tasa de paro de España se situará en el 14,5% en el cuarto trimestre de 2015 y sólo se situará en un nivel similar al anterior a la crisis en 2026, cuando la tasa de desempleo se situará en el 8,9%, frente al 8,6% registrado al cierre de 2007.

En este sentido, la institución dirigida por Angel Gurría ha reiterado la necesidad de que España modifique la negociación colectiva y reduzca más el coste de las indemnizaciones por despido de los contratos indefinidos.

Objetivo de déficit

Por otro lado, la OCDE espera que España logrará reducir su déficit público al 6,3% del PIB en 2011, desde el 9,2% registrado el año pasado y tres décimas por encima del objetivo marcado para el presente ejercicio.
Sin embargo, las estimaciones del conocido como 'Club de los países desarrollados' contemplan que España logrará reducir el desequilibrio de sus cuentas públicas el próximo año hasta el 4,4%, en línea con el objetivo marcado por el Gobierno, que pretende dejar el déficit en el 3% al año siguiente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad