La inversión extranjera en Galicia se redujo un 65% en 2012

stop

La entrada del italiano Bolton Group en el accionariado de Calvo fue la operación más importante, acaparando 106, millones de los 181 invertidos en la comunidad

Mariano Rajoy, al fondo, en la firma del acuerdo entre Beijing 3E y el puerto de A Coruña

13 de agosto de 2013 (02:27 CET)

Las inversiones procedentes de empresas radicadas más allá de la frontera descendieron en Galicia un 65,47% en 2012. Ese año, llegó a la comunidad capital extranjero por valor de 181,13 millones de euros, frente a la inversión de 524,52 millones en 2011, según los datos inscritos en el Registro de Inversiones Exteriores, todavía provisionales, que recopila el informe A Economía Galega de la Fundación Novacaixagalicia.

En crudo, el dato asusta, pero hay matices. El más importante es la cuantía que representó la ofensiva de la brasileña Camargo Correa para hacerse con la cementera lusa Cimpor en 2011, que, a su vez, repercutió en las inversiones en Corporación Noroeste, el grupo gallego con sede en Vigo, entonces controlado por Cimpor y ahora por Votorantim. La operación disparó la cifra de inversiones en Galicia en 305,5 millones de euros ese año, aunque, precisa el informe, probablemente una parte de esa cantidad fue destinada a las cementeras que el grupo tiene repartidas por el Estado.

A pesar del matiz, la posición de Galicia en cuanto a su capacidad para atraer capital extranjero sigue siendo débil. Apenas alcanzó el 1% de la inversión total en el Estado, frente al 1,76% de 2011. En un contexto económico de recesión, explica el informe de la Fundación Novacaixagalicia, una estrategia de desarrollo tiene que pasar por atraer capital foráneo capaz de impulsar el crecimiento, pero, al mismo tiempo, es más difícil generar ventajas para atraer a los inversores. En los últimos años se han escapado de Galicia proyectos que parecían amarrados, como la inversión de la compañía china Beijing 3E en el puerto exterior de A Coruña o la fábrica de baterías para coches eléctricos de Mitsubishi en Vigo.

Calvo y Bolton Group

Una sola operación duplicó las cifras de inversión extranjera en Galicia el pasado año. La empresa italiana Bolton Group adquirió una participación superior al 22,2% del Grupo Calvo, aunque la familia fundadora siguió manteniendo el control mayoritario de la conservera. Bolton se hizo con las participaciones de NCG Banco, Banca Cívica y CCM Corporación, y con algunas de la familia Calvo. La operación reportó una entrada de capital en Galicia de 106,7 millones y convirtió a Italia en el principal país inversor en 2012.

Le siguieron a mucha distancia las empresas del Reino Unido, con inversiones en el sector químico, Luxemburgo, país que suele ejercer labores de intermediación para empresas de otros estados, México, Venezuela y Portugal. Tradicionalmente, explica el informe A Economía Galega, la llegada de capital foráneo a Galicia procede de Portugal, Reino Unido, Francia e Italia, países que lideran de manera destacada el ranking gallego de los últimos 20 años. En estas dos décadas, proceden de Portugal un 38% en la entrada de capital foráneo en la comunidad.

Concentración

En el conjunto del Estado, Madrid y Catalunya acapararon más del 85% de la inversión extranjera, lo que relega al resto de comunidades a unas cifras similares a las gallegas. Uno de los datos llamativos en cuanto a la entrada de capital foráneo en Galicia son sus sectore de destino. Casi un 73% se dedicó a la industria, impulsado por el cambio de acciones en la conservera Calvo. Un año antes, en 2011, el sector industrial acaparó el 85% del capital que llegó a Galicia.

En los datos conjuntos de todas las comunidades, la inversión está más diversificada. También ocupa el liderato la industria, con un 30%. Le siguen las actividades financieras y el comercio minorista, que lograron en torno al 15% de las inversiones extranjeras el pasado año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad