La inestabilidad política deprime a todos los inversores de España salvo a los gallegos

stop

Galicia es la única comunidad en todo el Estado donde mejora y se mantiene en cifras positivas el índice de confianza, según J.P. Morgan

Un operador de bolsa se derrumba ante una jornada negativa.

Barcelona, 24 de julio de 2016 (12:53 CET)

La confianza del inversor español no levanta cabeza en el segundo trimestre de 2016. Según la encuesta de J.P. Morgan Asset Management, el índice de confianza se encuentra en –1,1 puntos, un registro que por suerte es menor al de marzo, cuando llegó a los –2 puntos.

La razón principal de la desconfianza en la marcha de los mercados hay que encontrarla en la incertidumbre política: la encuesta se realizó pocos días antes de las elecciones del 26 de junio, cuando los sondeos vaticinaban una victoria del PP pero insuficiente para formar gobierno, y del referéndum del "brexit", cuyo resultado sembró de pesimismo a los mercados bursátiles.

Entre los más de 1.400 empresarios encuestados, un 40,2% cree que la falta de acuerdo para formar gobierno es el segundo problema más importante a resolver. El primero, claro está, es la preocupación por la crisis económica y financiera.

Poco más de la mitad de los inversores cree que la marcha de los mercados seguirán estables a pesar de la marejada política. Del resto, el 28,6% espera que las bolsas bajen en los próximos seis meses, y el 19,7% es más optimista, y confía en que los mercados de valores tendrán valores al alza.

Ya en un plano macro económico, los registros de expectativas son similares a los de la encuesta pasada, indican en J.P. Morgan. El 25,8% percibe que la economía tiene síntomas de recuperación (siete décimas menos que el trimestre anterior), y el 28,4% cree que el empleo mejorará en los próximos meses, un punto más que el sondeo previo. Mirando a largo plazo, en general los inversores creen que habrá que esperar para ver resultados optimistas: el 57,8% cree que la crisis llegará a su fin recién después de cuatro años, un registro de tres puntos superior al del primer trimestre.

Galicia, la única comunidad positiva

La encuesta también sirve para analizar la percepción de los hombres de negocios en cada comunidad autónoma. Solamente hay números positivos en Galicia, con 1,3 puntos, y también es la única que registra un avance respecto a los tres meses pasados.

El batacazo se lo da el País Vasco, donde los inversores le otorgan un índice de confianza de –3 puntos, cuando en la encuesta anterior tenía un registro de 0,1. Hace tres años que esta comunidad no tenía un dato negativo de esta magnitud.

En tanto, Cataluña también cae a –1 punto, nueve décimas menos que en marzo, pero la caída se amortigua porque es el menor retroceso entre todas las comunidades, y se sitúa por detrás de Galicia.

Y Madrid rompe una tendencia de dos años y medio en positivo, para caer a –1,4 puntos del índice.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad