Un costillar de cordero en El Doncel

La industria del cordero se arma contra el producto importado

Los productores de cordero español lanzan una campaña para advertir al consumidor sobre las diferencias de calidades

¿Cordero español o importado? El plato típico de Navidades ha puesto en pie de guerra a la industria del cordero en España que arrastra años de caídas, ha activado en una campaña de varios frentes para reactivar las ventas. 

La patronal de cordero y del cabrito lleva tres años de campañas para incentivar las ventas de este tipo de carne, la que más cae en términos de venta en los últimos años. Y justo cuando la patronal ha comenzado a remontar su mala racha, los corderos importados de Francia, Grecia y Australia. 

La importación de cordero y cabrito viene en aumento en los últimos años. Aumenta el consumo de leche de cabra y hay excedente de su carne, cuyo consumo también se desploma en el resto de Europa porque los hábitos del nuevo consumidor relacionan el cordero y el cabrito con platos elaborados y complicados de ejecutar. 

La patronal Interovic, que aglutina a los productores e industriales del cabrito y el cordero, ha llevado una extensa campaña para formar a los carniceros de toda España con nuevos cortes y para promover la preparación de platos fáciles y sencillos de cordero y cabrito. 

Nueva campaña

Tras tres años de inversiones, por primera vez han visto resultados. La caída del consumo de carne de cordero y cabrito se ha detenido. España come cada vez menos carne, pero la de cordero y cabrito es la que más ha sufrido en los últimos años. Además de la percepción de que se trata de una carne difícil de preparar y sólo adecuada para grandes banquetes o días especiales, el consumidor tiene la percepción de que se trata de una carne cara. Y el resultado ha sido nefasto. 

Este año se ha percibido una recuperación en la compra de este tipo de productos pero ahora, la industria española comienza a ser golpeada por otro fenómeno: el de la importación de carne. 

La patronal también ha tenido que recurrir a la creación de otra campaña para informar al consumidor de la conveniencia de comprar cordero y cabrito español. 

El producto de proximidad, fresco y que no suele venderse congelado, es la principal baza del sector frente a un producto importado que no llega en igualdad de condiciones por los procesos de transporte y distribución más largos. 

La patronal Interovic ha lanzado la campaña “más cerca es mejor” para intentar informar al consumidor de que el cordero o el cabrito que piensa que es español, probablemente sea producido en otros países. Y la calidad, explican los industriales españoles, no es la misma.

David Placer

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad