La Fiscalía pidió el ingreso en prisión de los ex directivos de Novagalicia

stop

Los embargos y la venta de un inmueble de Gregorio Gorriarán por 4 millones fueron insuficientes para cubrir la devolución de las prejubilaciones

Julio Fernández Gayoso y José Luis Pego | EFE

en A Coruña, 17 de enero de 2017 (14:21 CET)

La detención de los cuatro ex directivos de Novagalicia, tan ejemplarizante como sorprendente, tuvo el apoyo de la Fiscalía, que instó a la Audiencia Nacional a denegar la suspensión condicional de la pena de prisión de dos años que solicitaban las defensas de Julio Fernández Gayoso, Gregorio Gorriarán, José Luis Pego, Óscar Rodríguez Estrada y Ricardo Pradas.

En el auto dictado por la Sala, con el juez Alfonso Guevara Marcos al frente, se explicita en dos ocasiones la posición del Ministerio Fiscal, que insta a la ejecución de la pena de prisión.

Los dos factores determinantes para la Audiencia Nacional son "la gravedad del delito atendiendo al impacto macroeconómico producido". Y la no devolución de las multas impuestas en concepto de responsabilidad civil, que en conjunto ascienden a 10,4 millones y que están pendientes de un recurso de casación ante el Supremo.

Embargos inmobiliarios

Los embargo realizados a los directivos cubrieron 1,2 millones, mientras que un inmueble de Gregorio Gorriarán, responsable de la división inmobiliaria de la antigua entidad, fue vendido en algo más de 4 millones.

"La simple manifestación de los condenados no equivale al compromiso, siendo necesario que se acredite facilitando garantías suficientes de cumplimiento", zanja la Audiencia Nacional, que al no contar con depósitos ni avales suficientes para tener garantizada la devolución del dinero, ordena el ingreso en prisión.

[Consulte el auto de la Audiencia Nacional]
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad