La economía gallega afronta los próximos meses entre “la atonía” y la “tímida recuperación”

stop

El informe de la fundación Novacaixagalicia dice que la comunidad mejoró su competitivida en 2012

23 de julio de 2013 (15:17 CET)

La economía gallega ha registrado un decrecimiento en los primeros meses del año, aunque de nuevo más contenido que el del conjunto de España, y encara los próximos trimestres entre la atonía y un tímido crecimiento, según los diferentes pronósticos de organismos económicos.

Novacaixagalicia ha presentado este martes la edición número 27 de su informe A economía galega, que analiza la evolución en 2012, año en el que la comunidad volvió a experimentar una contracción del producto interior bruto (PIB) --del 1,2% o del 0,9%, según se tome como referencia la cifra dada por el IGE o por el INE-- y en el que las cifras positivas las aportó de nuevo el sector exterior.

Crisis de menor intensidad

En cualquier caso, el director de la publicación, el profesor Alberto Meixide, que ha estado acompañado en la presentación por el gerente de la Fundación Novacaixagalicia, Pedro Otero, ha indicado que desde el comienzo de la crisis las tasas han sido negativas en la comunidad, con la salvedad de 2011, pero han sido menores a las de España, por lo que la crisis "ha venido afectado con algo menos de intensidad" a la comunidad. Así, frente al 1,2% de caída de 2012, en el conjunto del Estado el descenso fue del 1,4%.

Pedro Otero ha destacado que "el peor dato" es el del desempleo, en especial entre los jóvenes, "sin olvidar" a las personas formadas que dejan el país. Ha animado, sin embargo, a pensar que "todas las crisis, después de una catarsis, trajeron aparejada una evolución".

Mejora de la competitividad

Entre los aspectos relevantes, según Meixide, está la "mejora de la competitividad", que ha avanzado por encima de la española aunque sigue por debajo de la media estatal. Este incremento se debe al "crecimiento sostenido" de la productividad desde el inicio de la crisis, influido por la caída del empleo, y a la "fuerte caída" de los costes laborales. Se ha dado, de este modo, "cierta convergencia con los valores medios de la Unión Europea", ha resaltado.

En el primer trimestre de 2013 Galicia ha vuelto a registrar un comportamiento mejor que el estatal, con una caída del PIB que ha sido una décima menor en la comunidad que en España (un 0,4% frente a un 0,5%). Se percibe, ha analizado Meixide, "una desaceleración en la caída", aunque "los valores son negativos, en cualquier caso". También respecto al paro, que ha subido hasta el 22,3% y roza los 290.000 desempleados.

Varios escenarios

Así las cosas, los escenarios que se plantean para lo que queda de año y para el próximo son "ambivalentes", ha resumido. Aunque hay indicadores que apuntan a que se puede "adelantar un poco la recuperación" --las exportaciones e importaciones arrojan hasta el momento "un saldo muy favorable" en Galicia-- o a que "hay síntomas de que se va a estabilizar" la situación a finales de año y 2014 arrancará con "una tímida recuperación", otros organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han revisado a la baja sus previsiones.

Por ello, Meixide ha instado a esperar a comprobar la evolución de la economía en los próximos meses, con el fin de poder analizar si comienza una recuperación o se trata de una mejora transitoria y los desequilibrios básicos continúan, lo que llevaría a la atonía tanto este año como el siguiente. "Se está dando este debate y en él se va a mover la economía gallega", ha asegurado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad