La economía española acelera su caída el cuarto trimestre

stop

El INE publica unos datos provisionales que empeoran en una décima la previsión del Banco de España

El PIB español cae el 1,4% en 2012/Porcentual

30 de enero de 2013 (09:21 CET)

El Producto Interior Bruto (PIB) de España acentuó su caída el último trimestre del año, con un descenso del 0,7% en comparación con el trimestre anterior. Este dato es ligeramente superior al previsto la semana pasada por el Banco de España, que situaba la contracción de la economía española en el 0,6%.

Según avanza este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE), la caída interanual ha sido del 1,8%. En su conjunto, 2012 deja un descenso del PIB español que se sitúa en el 1,37% frente al 1,5% que preveía el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Por su parte, el Banco de España auguraba una caída interanual del 1,7% y un retroceso del 1,3%.

Seis trimestres en negativo

La contracción trimestral del 0,7% experimentada entre octubre y diciembre de 2012 empeora en cuatro décimas el dato del tercer trimestre, cuando el PIB bajó un 0,3%. Con la cifra del cuarto trimestre, la economía española acumula seis trimestres de crecimiento negativo, mientras que, en tasa interanual, el PIB suma cinco trimestres de retrocesos.

La caída del consumo interno ha lastrado la economía española y, por lo tanto, ha sido la principal causa de esta contracción del PIB. Una apreciación que también incluía el Banco de España en su último boletín, donde destacaba que la contracción sería consecuencia del “debilitamiento notable” de la demanda.

Respiro en el sector exterior

Según el instituto nacional, el sector exterior ha sido el que ha podido compensar los datos publicados. Hay que tener en cuenta que se trata de una valoración provisional y que se conocerán los datos definitivos el 28 de febrero.

La autoridad monetaria señalaba que en la última parte del año 2012 se intensificó el retroceso del consumo de los hogares. Destacaba el contexto en el que diversos factores de carácter transitorio, como el efecto del adelanto de las compras antes de que se notara la subida del IVA o la supresión de la paga extra de diciembre de los funcionarios, se sumaron a la debilidad del mercado de trabajo.

Como consecuencia de todo ello, el Banco de España estima que la demanda nacional cayó en 2012 el 3,9% frente al año anterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad