La deuda española, más cerca de Bélgica que de Italia

stop

EXCELENTE JORNADA

Una pantalla muestra  la evolución del diferencial español

05 de diciembre de 2011 (19:35 CET)

La de este lunes ha sido una sesión inédita por buena en los mercados secundarios de deuda pública. En un rally a la baja casi sin precedentes en la historia del euro, la prima de riesgo española ha caído 63 puntos básicos, en la que es su jornada más gloriosa sólo superada el 8 de agosto de 2011, cuando las compras del Banco Central Europeo (BCE) relajaron en nada menos que 80 puntos básicos un diferencial que se había disparado la jornada anterior.

Con la caída de este lunes, España ya se encuentra más cerca de Bélgica que de Italia en esta particular carrera por no ser el siguiente país en solicitar ayuda exterior, el tan temido rescate. El diferencial del bono a 10 años español con el alemán se encuentra en la tarde del lunes en 292 puntos básicos, según Bloomberg. Bélgica está en 213 e Italia en 374. Es decir, 82 puntos básicos separan a España de Italia y 79 a Bélgica de España.

Alemania va peor

El bono español a 10 años ya roza el 5% (se encuentra en el 5,14%) cuando hace escasas dos semanas superaba holgadamente el 7%. Por su parte, el bund alemán de referencia en el mercado ha subido 12 puntos básicos hasta rendimientos del 2,22%.

Hace escasas semanas su precio era del 1,7% y esto lastraba automáticamente todas las primas de riesgo con 50 puntos básicos más. En este momento, muchos países no acostumbrados a financiarse en el secundario más barato que Berlín ya lo están haciendo, como es el caso de Canadá, Dinamarca, Suecia y Estados Unidos.

Cuando Mariano Rajoy ganó las elecciones el 20 de noviembre, la prima de riesgo española estaba en 464 puntos básicos. Hoy es 180 puntos básicos menor.

Feliz Italia

También ha sido un día feliz para Italia, que ayer aprobó un durísimo plan de ajuste con lágrimas de su ministra incluidas, y que este lunes ha cerrado una jornada gloriosa para su coste de financiación, que ha caído la friolera de 80 puntos básicos. Los mercados bendicen los ajustes periféricos y la determinación de Merkel por liderar con mano firme la futura unión fiscal, o eso parece.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad