Galicia pincha en creación empresarial. Un joven recoge información en una feria de empleo. EFE/LUIS TEJIDO

La crisis dobla el número de trabajadores dispuestos a emigrar en España

stop

En ningún país europeo hay más ocupados dispuestos a emigrar por motivos laborales: el 60%, más del doble que al inicio de la crisis

en Barcelona, 07 de agosto de 2017 (18:41 CET)

Salir a buscarse el pan. Tras varios periodos de emigración más o menos masiva durante el siglo XX parecía que los españoles tendrían el futuro asegurado en su país, aupados en la bonanza económica con la que España estrenó nuevo siglo. Pero la crisis global ha convertido, de nuevo, al trabajador español en un potencial emigrante. Así se desprende de dos estudios elaborados por la consultora Randstad con una diferencia de nueve años.

En 2008, en los albores de la recesión económica, apenas un 28% de los ocupados en España estaba dispuesto a trasladar su residencia por motivos laborales. Desde entonces, el mercado laboral nacional vivió un desplome sin precedentes y una posterior y paulatina recuperación que le ha devuelto las constantes vitales. Con todo, la percepción de los españoles sobre su futuro profesional ha cambiado enormemente en este tiempo: hoy el 60% de ellos se muestra abierto a emigrar al extranjero sí así lo exige el mercado. Esto supone que más de 11 millones de trabajadores en nuestro país están dispuestos moverse en busca de un puesto de trabajo específico.

Emigración laboral: ningún país europeo tiene tantos empleados dispuestos a salir

Un dato de esta encuesta, correspondiente al segundo trimestre de este año, llama la atención: no hay en Europa otro país donde sus ocupados tengan tanta disposición a salir fuera. Ni siquiera Grecia (53% dispuesto a emigrar), víctima de una crisis mastodóntica, ni Portugal (57%), el otro país intervenido por la troika, presentan porcentajes mayores. Muy cerca de España se sitúa Italia (59%) y algo por detrás Reino Unido (55%), en pleno proceso de salida de la Unión Europea.

Todos estos países superan por mucho la media continental (48% de disposición a la movilidad internacional), la cual empujan a la baja economías más boyantes como Noruega (39%) o Países Bajos (36%), el estado europeo con los trabajadores menos dispuestos a emigrar.

Emigración de jóvenes... y no tan jóvenes

El cambio de percepción entre los asalariados españoles viene determinado, como es lógico, por los trabajadores más jóvenes. Casi siete de cada diez menores de 25 años con empleo aceptarían salir fuera (69%), muy por encima de la media europea para esta franja de edad (53%). El dato entre los españoles con empleo de entre 25 y 45 años es bastante similar: el 65% se iría fuera. Finalmente, más de la mitad de los empleados mayores de 45 emigraría por motivos laborales (53%).

Trabajadores de más de 45: un 53% emigraría por motivos laborales 

El estudio de Randstad, de carácter internacional, arroja otros datos curiosos. Entre las grandes economías fuera de Europa los trabajadores chinos son los más proclives a salir de su país por motivos laborales (53%), aunque muy lejos todavía de la disponibilidad de los españoles. En el lado opuesto aparecen Japón (41%) y Estados Unidos (40%), economías donde cuatro de cada diez empleados cogería el pasaporte en busca de un mejor futuro laboral.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad