La crisis convirtió a Galicia en la meca del autónomo

stop

Más de la mitad de las 197.538 empresas gallegas en funcionamiento a enero de 2016 no tenían asalariados, y fueron las únicas que crecieron en siete años, según datos del Foro Económico

Trabajador en una cafetería

A Coruña, 03 de enero de 2017 (06:00 CET)

La crisis en perspectiva. El Foro Económico de Galicia ha realizado un auténtico ejercicio de orfebrería estadística y ha repasado lo que era la economía gallega antes de la crisis y lo que es ahora. En el período comprendido entre 2008 y 2015 se produjo una auténtica mutación en algunos ámbitos. Entre ellos, destaca el censo empresarial.  

En su informe, el laboratorio de ideas que promueven Fernando González Laxe y Santiago Lago Peñas señala que "la atomización empresarial es otro de los problemas señalados cómo preocupante". Apoya con datos su valoración. Entre los dos años de la serie analizada, 2008 y 2015, el número de empresas tan sólo aumenta en el caso de las firmas sin asalariados, con más de 6.500 empresas más. El de los autónomos llegó a representar en el último año, con datos a enero de 2016, el 54% de las empresas gallegas, casi cinco puntos por encima del registrado en 2008.  

Al mismo tiempo, dice el informe, casi un 30% de las empresas tiene uno o dos empleados al cierre de 2015. También en este apartado ha habido retrocesos, pero para el Foro Económico cabe destacar el descenso en casi 2,5 puntos del peso de las empresas de 3 a 10 asalariados, que tienen un peso del 12,7% en el último año.  

Menos empresas y menos salario

Como balance global, el número de empresas desciende entre los años 2008 y 2015 en más de 5.800 empresas (un 2,9%), destacando la caída registrada en el sector de la construcción (7.930 empresas menos), el comercio (4.915 empresas) y la industria (3.030 empresas). En términos relativos, el descenso en el sector industrial y de la construcción se sitúa alrededor del 20%, siendo del 9,1% en las actividades del comercio.  

El bajo porcentaje de la remuneración de los asalariados en el PIB en comparación con el que se registra en España y la Unión Europea, así como su tendencia descendente, es otro de los puntos negros destacados. En 2015, la remuneración de asalariados representa el 44% del PIB gallego frente al 47,4%, tanto de España como en la UE-28. En los tres casos este peso desciende, señalan los analistas del Foro Económico, si bien esta caída es más acusada en el caso gallego.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad