El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE/ED/Archivo

La crisis catalana obliga al Banco de España a rebajar previsiones

La crisis catalana obliga al Banco de España a rebajar una décima las previsiones de crecimiento para los próximos dos años

El Banco de España ha recortado en una décima sus previsiones de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para 2018 y 2019, hasta dejarlas en el 2,4% y 2,1%, respectivamente, como consecuencia de la incertidumbre asociada a la situación política en Cataluña.

Según sus proyecciones macroeconómicas de la economía española para 2017-2020, el efecto de la crisis catalana se verá parcialmente compensado por la mejora de las perspectivas de los mercados exteriores, pese al repunte de precios del petróleo.

El Banco de España contempla que la actual fase expansiva continúe, si bien el PIB moderará su crecimiento a medida que se desvanecen algunos impulsos expansivos, en un contexto en el que "el alcance de la incertidumbre política en torno a Cataluña constituirá un condicionante adicional". 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad