La Caixa y Santander, tranquilos con Bruselas

stop

Reducción del activo, generación de plusvalías y conversión acelerada de bonos en acciones son las principales recetas que tendrán que aplicar la mayor parte de los grandes bancos españoles para disponer en junio de 2012 de un capital básico del 9%

Emilio Botín, presidente del Banco Santander

27 de octubre de 2011 (12:07 CET)

La banca española ha amanecido este jueves dando explicaciones sobre su situación ante el nuevo escenario que la Unión Europea (UE) ha impuesto al sector. Los líderes europeos han fijado un plazo de nueve meses para que eleven su solvencia hasta el 9%. La situación de partida es diferente para las entidades españolas: desde la tranquilidad de Caixabank a la ambigüedad de Bankia.

En su conjunto, las cinco entidades afectadas necesitarán 26.000 millones. Se trata de la segunda mayor inyección en Europa para la recapitalización, sólo por detrás de la banca griega que necesitará 30.000 millones. Estas nuevas exigencias han sido valoradas por varios dirigentes españoles como un castigo. “Europa se ha pasado de rosca” es una frase que se ha escuchado, por ejemplo, en la sede corporativa de Banc Sabadell.

La más tranquila entre las cinco afectadas en España es Caixabank. El banco catalán sólo necesita 600 millones para cumplir con Bruselas al contar con un capital básico del 8,9%, apenas una décima por debajo de la nota de corte. La UE pide el 9%. Fuentes de Caixabank han asegurado a Economía Digital que estas necesidades no suponen ningún problema adicional en su plan de negocio y que se adaptarán al nuevo marco regulatorio sin mayores complicaciones.

El Santander, también tranquilo

Alfredo Sáenz ha presentado los resultados del tercer trimestre de Santander. El banco de Emilio Botín necesitará 15.000 millones. Aunque la cantidad supone más de la mitad de las necesidades totales del país, el consejero delegado del banco se ha mostrado también seguro. En este caso el tamaño juega a su favor. Con un beneficio de 5.303 millones de euros y un core capital del 9,42% al cierre del último trimestre, la entidad espera lograr el 10% en junio de 2012 sin emitir nuevos títulos.

Menos activo y más plusvalías

El BBVA ha detallado esta mañana por boca de su director financiero, Manuel González, los pasos que seguirá la entidad para cumplir con las nuevas exigencias. Básicamente, su estrategia pasa por reducir y optimizar su activo, generar capital de forma orgánica y obtener plusvalías.

A cierre de septiembre BBVA, tras generar 800 millones de capital no computados por la autoridad bancaria europea, cuenta con un capital básico del 8% y unas necesidades absolutas por cubrir de 6.300 millones. En los tres próximos trimestres la entidad prevé generar 2.600 millones de capital sin tocar el dividendo.

Además optimizará y racionalizara su cartera de activos ponderados por riesgo. La entidad afirma que lleva tiempo trabajando en este tema y que dispone de mucho margen de maniobra sin renunciar a expandir su negocio en aquellos mercados que le interesan. Esa revisión del activo debe producir 2.100 millones de capital adicional.

Finalmente, se revisarán negocios con relevancia estratégica baja y se obtendrán plusvalías no realizadas hasta ahora, por ejemplo en su cartera de deuda internacional. “Tenemos 7,500 millones de plusvalía latentes”, afirma el banco BBVA descarta por tanto acudir a la ayuda pública y prevé ser en junio de 2012 una de las instituciones más capitalizadas de Europa con un ratio superior al 10%.

Bankia, ambigua

Banco Financiero y de Ahorro, la matriz de Bankia, declara en un escueto hecho relevante a unas necesidades adicionales de capital de 1.140 millones de euros. Con el horizonte de junio de 2012, BFA entiende que podrá cubrir los mencionados requisitos adicionales de capital a través de la gestión de su balance, con una previsible reducción del mismo, la optimización de sus resultados y la gestión del capital sin necesidad de incorporar fondos públicos a su accionariado.

Conversión de bonos

Banco Popular necesita captar 2.362 millones de euros, de los que 597 millones corresponden al ajuste de la deuda soberana. Para abordar estos nuevos requisitos Banco Popular detalla que aplicará las siguientes medidas, algunas ya realizadas, que permitirán superar el mencionado objetivo del 9%: ejecución de 1.191 millones de euros de obligaciones necesariamente convertibles en acciones emitidas en 2009 y 2010 y contabilizadas de forma efectiva en el balance, 508 millones de generación orgánica de capital a través de la extensión del programa “Dividendo Popular” y mejoras por reducción de activos ponderados por riesgo, evolución de modelos y otras medidas de generación orgánica de capital.

La entidad añade que los nuevos requerimientos no merman la actividad, ni los planes futuros. Concretamente no varían los planes anunciados tras la OPA sobre Banco Pastor. Banco Popular descarta la percepción de ayudas públicas.

Una cumbre clave


Después de siete horas de negociación, los líderes europeos han conseguido, al fin, llegar a un triple consenso: la quita de la deuda griega del 50%, la creación de un fondo de rescate para los países de Europa con dificultades financieras de un billón de euros y la recapitalización de la banca.

En este último sentido, España ha sido uno de los países más castigados. Bruselas ha exigido a cinco entidades del país un capital adicional en su conjunto de 26.161 millones hasta alcanzar el 9% del ya popular core capital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad