Cartel de un piso en alquiler | EFE
stop

Los precios del arrendamiento de vivienda se han elevado por encima del 20%, creando un mercado restrictivo para los ciudadanos debido a la falta de oferta

en A Coruña, 30 de enero de 2018 (05:00 CET)

 

El crecimiento de los precios del alquiler tiene diversos desencadenantes y casi todos remiten a la crisis económica. La pérdida de poder adquisitivo, la menor confianza en la capacidad de ingresos, la restricción del crédito o la contención en la construcción de vivienda nueva, reduciéndose el stock, han empujado a los ciudadanos hacia el formato del arrendamiento, en lugar de la vivienda en propiedad.

La recesión generó un cambio de mentalidad, pero también otros factores, como la movilidad laboral o la aparición de nuevos formatos de negocio, como los pisos turísticos. El alquiler vacacional no es otra cosa que personas que ceden sus viviendas al turista a precio elevado, sacándolas del mercado convencional.

Vigo y A Coruña tendrán problemas

Este caldo de cultivo ha propiciado la escalada de precios. Así lo atestigua el estudio elaborado por la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) respecto al año 2017, en el que constata que el encarecimiento del alquiler en las ciudades gallegas superó el 20%.

Si bien el dato puede interpretarse como muestra de fortaleza de un sector severamente castigado durante la crisis, lo cierto es que anuncia un problema de gran magnitud: la exclusión del mercado de un amplio número de personas por los restrictivos precios del alquiler, algo que comenzará a hacerse evidente, dice la patronal, a partir del primer semestre del año en las ciudades de Vigo y A Coruña.

El stock se redujo un 40% en el último año, mientras un número importante de viviendas vacías no salen al mercado

En cifras históricas

En palabras de Fegein, si bien la demanda de vivienda en los municipios de menos de 5.000 habitantes es testimonial, ”tenemos como contrapunto un porcentaje de vivienda vacía que no sale al mercado, lo que agrava aún más una situación que, en ciudades como Vigo o A Coruña, puede llevar a que en el segundo semestre de 2018 la oferta no cubra la demanda, combinado con un ascenso de los precios que difícilmente será asumible por los ingresos medios de una unidad familiar de clase media-baja”.

La situación actual es una oferta en mínimos históricos y los precios en el nivel más alto desde que hay registros, según el estudio. El stock de vivienda en alquiler en el circuito comercial se ha reducido un 40% en el último año, pasando de los 7.000 inmuebles a 4.200.

Vigo y A Coruña tendrán problemas de oferta a partir del segundo semestre de este año

Muchos propietarios incrementarán los precios

"El calentón en el mercado de la vivienda es prácticamente seguro, lo que originaría una oferta que no cubriría la demanda y un encarecimiento de los precios prácticamente inasumible para los ingresos de las economías familiares en un contexto de datos macroeconómicos positivos pero que no acaban de trasladarse a la economía real de los hogares”, remacha Benito Iglesias, presidente de Fegein.

Para agravar el problema, recuerda el líder de la patronal, el 5 de junio de 2013 entró en vigor la ley de medidas de flexibilización del mercado del alquiler, que pretendía dar seguridad al propietario modificando la duración obligatoria de los contratos de cinco a tres años y la prórroga de tres a un año. Eso significa que muchos de los contratos firmados entonces vencen este año. “Fueron firmados en un contexto de precios a la baja, totalmente distinto al escenario de precios que tenemos en la actualidad. El mercado del alquiler es libre, se rige por la oferta y la demanda, y el propietario puede marcar el precio que considere conveniente acorde con la zona y condiciones del inmueble”, concluye Iglesias.

El informe de Fegein destaca también que la rentabilidad del alquiler de viviendas, naves, locales comerciales y oficinas es superior a la de los productos financieros, lo que está provocando un incremento de la inversión

 

¿Cómo están los precios del alquiler hoy en día? En el caso de las ciudades:

A Coruña 7,60 euros por metro cuadrado

Ferrol 4 euros por metro cuadrado

Lugo 5 euros por metro cuadrado

Ourense 5,20 euros por metro cuadrado

Pontevedra 5,80 euros por metro cuadrado

Santiago 6 euros por metro cuadrado

Vigo 8,50 euros por metro cuadrado

 

Destaca el incremento en los precios en algunas zonas costeras. Por ejemplo, el coste medio del alquiler en Ribadeo (5,20 euros por metro cuadrado) o en Foz (5,60 euros por metro cuadrado), supera al de Lugo. Sanxenxo es la localidad más cara de Galicia, con 11 euros por metro cuadrado. Los precios en Nigrán, 7 euros por metro cuadrado, están muy cerca de los de la ciudad de A Coruña y superan los de Pontevedra, Ferrol, Lugo, Santiago y Ourense. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad