José María Arias, presidente de la Fundación Barrié y ex vicepresidente del Banco Popular

La Barrié resucita tras el 'crac' del Popular: 7 millones de beneficio

Aunque los ingresos por arrendamientos al Santander se mantienen estables, la valoración de las inversiones financieras dispara el resultado de la fundación

La Fundación Barrié de la Maza ha cerrado su mejor año desde la caída de Banco Popular, que se llevó por delante la mitad de su patrimonio, unos 160 millones, al deteriorar totalmente su participación como accionista de la entidad financiera. Ha sido su mejor año al menos en el apartado contable, pues ha aprobado un balance con 7,3 millones de beneficio, multiplicando por seis el resultado positivo de 1,15 millones del ejercicio de 2018.

La institución que preside José María Arias, quien fuera vicepresidente del Popular y presidente de Banco Pastor, tiene como principal vía de ingresos los arrendamientos de inmuebles a Banco Santander, que heredó los contratos al comprar el Popular. Por este concepto, la Barrié ingresó 6,1 millones en 2019, un ligero incremento respecto a los 6,03 millones de 2018.

La fundación prevé unos ingresos de 30,7 millones por los alquileres al Santander hasta 2025, lo que garantiza su continuidad una vez perdidos los dividendos que recibía del Popular y que ya durante la última etapa de Ángel Ron, debido a la situación financiera de la entidad, habían desaparecido de la caja de la institución.

Inversiones financieras de 44 millones

La mejora del resultado no procede, por tanto, de los arrendamientos, sino que se debe a un beneficio de 5,5 millones por el incremento de valor de los instrumentos financieros de la entidad, los llamados “beneficios de cartera de negociación”. El valor de las inversiones financieras a corto plazo de la Barrié se elevó de los 30,9 millones hasta los 36,6 millones, a los que hay que sumar otros 7,2 millones en inversiones a largo plazo, básicamente acciones de empresas como Telefónica, Merlin, Repsol o Gestamp y participaciones en fondos.

El incremento del valor razonable de los activos financieros elevó también el patrimonio neto de la fundación desde los 143,7 millones hasta los 150,6 millones. Antes de la crisis del Popular, el patrimonio de la institución alcanzaba los 311 millones. En aquel año, 2016, las inversiones sumaban 33,4 millones, mientras que ahora se elevan hasta los 43,9 millones.

A la Barrié le basta con los alquileres

Aunque el resultado financiero es el que dispara los beneficios de la fundación, lo cierto es que en su actividad ordinaria, contando solamente los ingresos procedentes de los arrendamientos, también registraba un resultado positivo de 1,75 millones, similar al del año anterior.

La Fundación Barrié prevé un gasto de 5,48 millones para este año en el desarrollo de su actividad, es decir, para el pago de trabajadores y proveedores y las acciones culturales, sociales y educativas que conforman el programa de la institución con sede en A Coruña.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad