La banca celebra en bolsa el dictamen del IRPH. EFE/Zipi

La banca respira: el IRPH solo se comerá 3.000M y no 44.000M

La banca de inversión está revisando sus estimaciones de impacto tras el dictamen del Abogado General de la Unión Europea

El dictamen sobre el IRPH del Abogado General de la Unión Europea de este miércoles ha sido catártico para la banca. Aunque todavía falta conocer cuáles son las recomendaciones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), la visión de Maciej Szpunar ha dejado un buen sabor en la banca y ha limitado notablemente el miedo del mercado a los hipotéticos riesgos a los que se enfrentan las entidades financieras españolas. De hecho, esta mayor visibilidad estuvo detrás de las fuertes subidas acumuladas por el sector este viernes.

JP Morgan ha sido uno de los bancos de inversión que antes ha realizado un cálculo de cuál podría ser el coste real tras el dictamen de Szpunar. Los analistas de la firma estiman que, en teniendo en cuenta la opinión del Abogado General y que según los consumidores (cita a Asufin) los juzgados suelen dar la razón a los usuarios en más de un 80% de los casos, las provisiones que tendría que asumir la banca española ascenderían a unos 3.100 millones repartidos en cuatro años.

Esta hucha no se espera que se tenga que comenzar a construir al menos hasta 2020, tal como adelantó Economía Digital, porque el sector confía en que los reguladores no les obligarán a realizar provisiones de manera generalizada por este conflicto a corto plazo.

Las cifras actualizadas de impacto, esos 3.100 millones, parecen asumibles y son incluso inferiores al escenario más optimista que planteaba Goldman Sachs y que calculaba un coste comprendido entre los 7.000 y los 44.000 millones. Los analistas del banco americano ya habían puntualizado que en sus estimaciones incluían el impacto del 100 por 100 de las reclamaciones.

El riesgo de litigiosidad persiste 

Esta mayor visibilidad, sin embargo, no impide que las entidades financieras hayan esquivado el riesgo legal por la comercialización de hipotecas ligadas al IRPH. Por el momento, el dictamen del abogado general no duda de la legalidad del IRPH (el mayor riesgo era que pudiera ser considerado nulo por abusivo, provocando el riesgo de que los contratos no fueran válidos), y recomienda al Juzgado de Primera Instancia nº 38 de Barcelona que juzgue si la comercialización se realizó de manera transparente. 

En el caso concreto que impulsó la consulta prejudicial -por una hipoteca que le correspondería a Bankia- Szpunar no considera que durante la venta se hubiera producido una mala praxis. No obstante, esta reflexión también ha dejado una puerta abierta para que los hipotecados puedan abrir la vía judicial y tratar de reclamar que no fueron bien informados sobre las características y el método de cálculo utilizado por el IRPH. 

Los expertos de JPMorgan señalan que la posición del Abogado General es vaga, y que genera dudas -de hecho empeoran la recomendación sobre Caixabank y Bankia que serían las entidades con una mayor exposición al IRPH-. En este sentido indican que Szpunar refleja en su dictamen que los bancos tenían más alternativas que el IRPH y que la forma matemática de cálculo "es compleja y no muy transparente para el consumidor medio", recuerdan. 

Por el momento, tanto Asufin, como algunos despachos especializados en demandas colectivas -Arriaga- están recomendando a los hipotecados en IRPH que esperen el dictamen del TJUE para emprender posibles acciones legales. Su posicionamiento no se espera que llegue antes de finales de 2019 o principios de 2020.

Un artículo de Cristina Triana

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad