La banca portuguesa se rebela contra el impuesto Covid-19

La banca portuguesa se rebela contra el impuesto Covid-19

La asociación de bancos de Portugal dice no entender los motivos del Gobierno para que solo la banca pague una tasa de solidaridad

La Associação Portuguesa de Bancos (APB) rechaza la pretensión del Gobierno luso de poner una tasa de solidaridad a las entidades financieras para contribuir a la reconstrucción económica y social ante la crisis del coronavirus. La entidad asegura “no entender” los motivos que llevan al Ejecutivo luso a “aplicar un sistema de solidaridad solamente al sector bancario”.

“Cualquier tasa de solidaridad, de ser necesaria, no debería incidir precisamente sobre el sector que, bien en el presente, donde está apoyando a familias y empresas, pero sobre todo en el futuro, tiene un papel determinante en la recuperación de la actividad económica”, señala la APB en un comunicado.

Prevén un fuerte impacto del coronavirus en la banca

Las entidades financieras responden así al programa de estabilización que hizo público este fin de semana el Gobierno y que prevé una contribución adicional de los bancos de 33 millones para ayudar a soportar los costes de la crisis provocada por la pandemia.

La APB apunta que no es ajena a la crisis provocada por el Covid-19 y que “la brutal recesión” y el aumento de los créditos fallidos o la reestructuración de préstamos podría situar al sector bancario entre “los más afectados” por la emergencia sanitaria.

 “La salud financiera de la banca tiene que ser preservada, sin crear más obstáculos a la capacidad de los bancos de financiar la economía y ser competitivos a nivel europeo”, concluye la entidad.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad