La banca española expulsa a 60.834 trabajadores desde 2008

stop

MERCADO LABORAL

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde I EFE

13 de julio de 2014 (14:31 CET)

Una sangría. Los trabajadores en la banca española han visto como perdían su trabajo en todos los años de crisis económica. Como ha ocurrido en otros sectores, la banca, especialmente, ha salido perjudicada.

Y el número de empleados se situó en el cierre del ejercicio de 2013, en 215.663 personas, lo que representa una caída de 18.629 personas, un 7,9% menos en relación a 2012, y hasta 60.834 empleos menos, un 22%, respecto a 2008, según las estadísticas que ha ofrecido el Banco Central Europeo (BCE).

Al margen de ser el año del inicio de la crisis, con la caída de Lehman Brothers, 2008 fue el año de mayor empleabilidad en el sector bancario. Es decir, del punto álgido hasta ahora, las entidades cuentan con 60.834 trabajadores menos.

La edad de oro, en 2008

Entonces, en aquella etapa de oro –aunque fuera una burbuja—el número de trabajadores era de 276.497 personas.
El BCE asegura que se trata de la tercera caída más pronunciada en los países de la eurozona, sólo por detrás de la reducción del 27,8% de Letonia, que necesitó ayuda externa a principios de la crisis, y del 22,5% de Grecia, que aún permanece bajo el 'paraguas' de la Troika.

Otra reducción la han experimentado las oficinas bancarias. En 2013 se redujeron hasta un total de 33.713, frente a las 38.142 oficinas en 2012 (-11,6%), lejos de las 46.065 del récord de 2008 (-26,8%).

Si se toma el conjunto de países de la eurozona en todos esos años, la caída es mucho menor. El número de empleados de instituciones domésticas de crédito se situó en 2,027 millones, un 4% menos que la cifra de 2012 y un 9,3% por debajo del dato de 2008.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad