Peter Praet, del BCE; ha prologado el estudio del IEE

La banca descubre ahora que debe centrarse en el cliente para sobrevivir

stop

Los autores de un manual del Instituto de Estudios Económicos señalan que cualquier entidad que quiera consolidarse tiene que trabajar "por y para el cliente"

16 de febrero de 2014 (20:15 CET)

La banca española ha hecho un descubrimiento insólito a la par que ha reconocido implícitamente que hasta la fecha sus clientes no estaban en el centro del negocio. Los autores del informe La banca ante el siglo XXI, editado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), concluyeron, con una única voz, que las entidades deberán trabajar para los depositarios si quieren consolidarse en el mercado.

De hecho, admiten que la gestión desarrollada esencialmente hasta 2008 ha generado la burbuja crediticia en España y una plaga de productos tóxicos, que han infectado los balances de los grandes bancos internacionales. Ambos fenómenos delatarían una gestión orientada al beneficio inmediato, según alguno de los ponentes, pero inestable en el tiempo, como la crisis financiera se ha encargado de demostrar.

El rescate, bueno para España

Pero ello parece agua pasada. El miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europe (BCE), Peter Praet, ha destacado el "enorme éxito" del rescate bancario en España y la mejora que ha registrado recientemente el entorno económico del país, pero ha advertido de que aún se enfrenta a una "situación difícil" y se debe continuar reformando "profundamente".

Praet admitió que hubiera sido mejor que España solicitara ayuda antes para la reestructuración del sector bancario, revelando que al final se hizo por la presión europea. Recalcó que el programa ha tenido "un éxito enorme" y que una parte del sector bancario funcionó y sigue funcionado "en un entorno difícil".

La 'champions' bancaria, otra vez

El presidente del IEE, José Luis Feito, cree que el sistema bancario se cuenta actualmente entre los mejores de la mayoría de los países del mundo desarrollado, aunque admitió que el saneamiento del sector aún no ha concluido y quedan problemas pendientes de resolución. "Siempre los habrá", apostilló.

El vicepresidente de Banco Santander, Matías Rodríguez Inciarte, es el más autocrítico de quienes han participado en el estudio. Señala que cualquier entidad que quiera consolidarse en el largo plazo tiene que trabajar "por y para el cliente". "El enfoque de la banca comercial tradicional situando al cliente en el centro de la estrategia está hoy más vigente que nunca", recalca.

Acompañar a los clientes

En este sentido, confió en que las entidades españolas sepan adaptarse y acompañar a sus clientes, y en que podrán frente a los retos que tienen delante para apoyar así la recuperación del ciclo económico.

Para recuperar la confianza, ve necesario una gestión normalizada de las funciones básicas del sistema financiero, el desarrollo más transparente, sencillo e inclusivo de los servicios financieros y una mejora de la regulación y de los mecanismos de supervisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad