La Audiencia Nacional investiga al Pastor y a 400 clientes por blanqueo 

stop

El juez José de la Mata sospecha que se utilizaron cuentas del banco para blanquear dinero y abre una pieza separada de la Gurtel, bautizada como 'Cantón' 

Sede del Banco Pastor en A Coruña, propiedad de la Fundación Barrié

en A Coruña, 26 de abril de 2016 (20:07 CET)

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha ordenado investigar si más de 400 personas emplearon cuentas abiertas para mover 1.200 millones de manera irregular. Es la misma trama que vincula a la entidad absorbida por Banco Popular con la Gurtel.

La operativa, con la que se relaciona a varios imputados en la trama, entre ellos el empresario Amando Mayo, se llevó a cabo sin que el Banco Pastor desplegara "la exigible diligencia" para identificar la posible comisión de delitos, según el auto que desvela Europa Press.

Por ello, el juez reclama a la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetaria (Sepblac) para que certifique si la entidad bancaria incumplió las obligaciones para la prevención del blanqueo.

El vínculo entre el Pastor y la Gurtel

La operativa se relaciona con las empresas Belfast Link, de Urugay, y la argentina Eves, que disponían de seis cuentas en el Pastor y que, sólo entre los años 2003 y 2010, canalizaron un volumen de fondos que ascendió a 615,6 millones de euros de salida y 617,5 de entrada, repartidos en más de 34.000 operaciones diferentes.

Empleaban para ello la sucursal de A Coruña. Las cuentas abiertas allí "servían de puente" y actuaban como "meras canalizadoras de fondos", realizando un ingente número de ingresos procedentes de distintos ordenantes de varias nacionalidades. Los fondos se transferían automáticamente a otras cuentas de beneficiarios radicados en el exterior, dice el juez.
De la Mata ha abierto una pieza separada para investigar esta trama, bautizada como 'Cantón', desgajada de la Gürtel. El sistema de blanqueo pudo servir a la trama para lavar fondos cobrados ilegalmente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad