La Audiencia imputa a todos los ex altos cargos de Caja Madrid con tarjetas 'black'

stop

El juez Andreu les acusa de presuntos delitos de administración desleal o apropiación indebida

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa (dcha) junto al ex director gerente del FMI Rodrigo Rato

Barcelona, 28 de enero de 2015 (12:02 CET)

No se ha salvado ni uno. La Audiencia Nacional ha imputado a todos los consejeros que tuvieron las denominadas tarjetas black de Caja Madrid entre 1999 y 2012.

El juez del caso Bankia, Fernando Andreu ha imputado a un total de 78 ex altos cargos y ex directivos de la entidad a los que se les acusa de delitos de administración desleal o apropiación indebida por haber utilizado tarjetas de crédito opacas a Hacienda y con cargo a la entidad. Se suman así a los ex presidentes Rodrigo Rato, Miguel Blesa y el ex directivo Ildefonso Sánchez Barcoj, y ha llamado a declarar el próximo febrero a 27 de ellos.

En un auto notificado hoy, el magistrado destaca que "lo fundamental" es "dilucidar el concepto por el que emitieron y entregaron las tarjetas de crédito, tanto a los consejeros como a los directivos", de ahí que distinga entre los administradores y los directivos.

Un escándalo que saltó en octubre

Andreu considera que existen "serias dudas" sobre el carácter de los gastos originados por esas tarjetas, por lo que quiere aclarar si se emitieron como gastos de representación o como complemento de retribución, supuestos que definirían los delitos de administración desleal o apropiación indebida

El escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid se destapó el pasado 1 de octubre y se ha convertido en castillo de naipes que tras su caída ha dejado al descubierto la lujosa vida que llevaban estos ex altos cargos con cargo a una entidad que el Estado tuvo que rescatar aportando 22.400 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad