Juan Rosell, presidente de la CEOE, en un encuentro organizado por Iberia. EFE-EN

Juan Rosell refuta el ramalazo socialista de Fátima Báñez sobre sueldos

stop

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, rechaza la propuesta de Fátima Báñez para que los salarios se incrementen linealmente un 3%

en Barcelona, 05 de julio de 2017 (14:01 CET)

El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, combatirá las presiones del Gobierno para que los salarios suban linealmente al mismo ritmo que la creación de empleo. La ministra Fátima Báñez (PP) se alineó con los sindicatos este martes para exigir a los empresarios que incrementen las retribuciones. “Es hora de subir con fuerza” las nóminas, dijo.

Aunque no dio cifras, sí se refirió a que espera que la negociación entre los agentes sociales incluya un pacto que se alinee con el ritmo de creación de empleo. Si se tienen en cuentas las últimas cifras de afiliación, se infiere que Báñez espera una mejora para el conjunto de los trabajadores del 3%. Rosell rechaza la generalización –característica de los programas económicos de los partidos socialistas europeos— y apuesta por atender sector a sector y aplicar incrementos en función del nivel salarial de cada empleado. 

De este modo, la CEOE estaría dispuesta a negociar que los salarios más bajos suban más que el resto, incluso por encima del 2,5% que se había fijado para el acuerdo de negociación colectiva entre empresas y sindicatos. “De cara a los acuerdos con los sindicatos, ha llegado el momento de hacer planteamientos distintos para los salarios muy bajos y los no tan bajos, aceptando incrementos mucho más importantes” para la base de la pirámide salarial, apuntó Rosell este miércoles en una entrevista en la SER.

El presidente de la patronal rechazó que los salarios se vinculen a la evolución del empleo, como había propuesto la ministra de Empleo y Seguridad Social Fátima Bañez. Rosell puntualizó que las subidas tienen que otorgarse según los beneficios de las empresas, y afirmó que la mitad de las empresas, sobre todo las pequeñas y medianas, “siguen en pérdidas”.

Negociaciones estancadas (por ahora)

Tras la presentación de los datos del paro, Bañez afirmó que en los próximos días se cerrará un acuerdo que permita subir los salarios y que favorezca la competitividad, pero sin frenar el ritmo de crecimiento. Las negociaciones entre patronales y sindicatos encaran, por tanto, la recta final.

Para que los salarios ganen en poder adquisitivo deberían subir por encima del 2,2%

Sin embargo, las partes están estancadas. Un incremento del poder adquisitivo sería posible si los sueldos crecen más que el índice de precios al consumo (IPC), que según el Banco de España, para fin de año se ubicaría en el 2,2%. Los sindicatos, como precisa el nuevo secretario general de CCOO, Unai Sordo, instan a que los incrementos estén “lo más cerca posible de 3%”, para que el poder adquisitivo esté ocho décimas por encima de la subida proyectada del IPC.

En tanto, las patronales sugieren que los salarios suban entre el 1% y el 2,5%, del cual un medio punto debería estar vinculado a patrones de productividad. Actualmente, los incrementos medios pactados por convenio llegan a un incremento del 1,27% hasta junio.

BBVA también rechaza la propuesta del Gobierno de subir los salarios al ritmo del crecimiento del empleo. Según el área de análisis macroeconómico del banco de Francisco González, si no se suben los sueldos según la productividad se puede poner en riesgo no sólo el crecimiento sostenible, sino también “la estabilidad del empleo” en los sectores que no tengan un crecimiento productivo consolidado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad