Jove inicia la guerra de los inversores gallegos contra el FROB en el Supremo

stop

Inveravante es el primer grupo en hacer oficial que peleará por recuperar el dinero que invirtió en Novagalicia, aunque se dan por hecho los recursos de Gadisa, Copasa, Rodman o Fernández Somoza

Manuel Añón, Manuel Jove, Roberto Tojeiro e Ignacio Rivera

en A Coruña, 10 de junio de 2016 (04:46 CET)

Lo que parecía una cómoda victoria para los empresarios gallegos que inyectaron 70 millones en la agonizante Novagalicia va a tener que resolverse a los penaltis. La Audiencia Provincial de A Coruña está tumbando una por una las reclamaciones de las compañías para intentar recuperar su dinero, que desapareció en la operación acordeón ejecutado por el FROB en la entidad antes de introducir el dinero de Bruselas para reflotarla.

Aquella operación abrió una guerra que empezó liderando Manuel Añón, quien se dejó en su aventura en el capital de Novagalicia 25 millones. La primera batalla se disputó el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña con un saldo favorable a los empresarios, pues entendía el tribunal que se les había ocultado la situación financiera real de la entidad financiera.

Pierden Jove, Rodman y el editor de 'La Voz'

Los recuros presentado por el FROB y Novagalicia contra las primeras sentencias han dado una vuelta de tuerca a la situación. La Audiencia Provincial ha absuelto al fondo de rescate bancario de la devolución del dinero a Hijos de Rivera, Coren, Copasa, Inversiones Subel -- la compañía de Luis Fernández Somoza -- o Gadisa.

Este jueves , la Sala hacía lo propio con Inveravante, Rodman y Ranebe 2003, la constructora de Ramón Devesa. Junto a estas empresas, los empresarios José Luis Vázquez Mariño, ex directivo de Inditex, y el editor de La Voz de Galicia, Santiago Rey, tampoco recuperarán su dinero. En conjunto, 8,5 millones.

Primer recurso

El fallo de la Audiencia Provincial abre la puerta a una tercera batalla. Inveravante, el brazo inversor de Manuel Jove, ha sido el primero en hacer oficial que llevará al FROB al Supremo. Un portavoz de la empresa confirmó a este medio que presentarán el recurso, convencidos de que llevan la razón en su reclamación.

Se da por hecho que Gadisa, Copasa, Rodman o Subel también continuarán en la batalla con el fondo de rescate. Abanca, heredera de Novagalicia, está libre de cuitas, pues en la operación para hacerse con la entidad surgida de las antiguas cajas gallegas quedó liberada de las responsabilidades derivadas de procesos judiciales pendientes, uno de los blindajes que aceptó el FROB.

La información oculta

Los fallos desfavorables a los empresarios gallegos se fundamentan en que no está probado que el FROB "tuviera relación o contacto alguno con los demandantes, ni que hubiera intervenido en el proceso de captación de voluntad o de negociación".

Básicamente, rechaza la tesis fundamental del juzgado de primera instancia, quien detectaba una voluntad por dar una imagen de solvencia de Novagalicia y una ocultación de la verdadera situación financiera de la entidad. Consideraba, del mismo modo, que tanto el FROB como Novagalicia tenían la obligación de advertir a los inversores del delicado estado de la contabilidad del banco.

La información "era tan relevante que hubiera generado la huida y negativa" de los inversores, llegó a advertir el tribunal en su fallo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad