Hachazo del Popular en Galicia: recortará un 25% de la plantilla 

stop

Plantea a los sindicatos la salida de 450 trabajadores y continuará con la fusión de oficinas 

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron / EFE

en A Coruña, 20 de septiembre de 2016 (20:11 CET)

El tijeretazo de Banco Popular para reducir su red en 300 oficinas y dar salida a unos 3.000 trabajadores tendrá una importante incidencia en Galicia, uno de los mercados de referencia de la entidad tras la abosorción del Pastor.

En la reunión mantenida este martes con los sindicatos, el banco ha planteado que la reestructuración afecte a 450 trabajadores de las 259 oficinas que tiene en la comunidad, 225 pertenecientes a la red del Pastor.

Fusión de oficinas y reducción de horarios

Aunque está pendiente la negociación con los representantes sindicales, las 450 bajas equivaldrían a reducir un 25% la plantilla en Galicia, formada actualmente por unos 1.800 empleados. Son dos puntos más que el porcentaje, del 23%, que representan las 3.000 salidas en el conjunto de la plantilla, formada por unos 15.000 trabajadores.

En cuanto a las oficinas, los números son menos concretos. La idea de la entidad es continuar con las fusiones de sucursales, procedimiento que ya había aplicado tras hacerse con Banco Pastor. Del mismo modo, abre la puerta a reducir los horarios de apertura en las oficinas del rural.

Reacción de los sindicatos

Los representantes sindicales se han mostrado molestos por conocer el ERE a través de los medios de comunicación. Gladis Afonso, de CIG-Banca, la central mayoritaria en el Pastor, ha recordado que con la integración de ambas entidades, en 2012, la plantilla gallega "ya sufrió un proceso de reestructuración", que ha cifrado en 800 bajas entre prejubilaciones --unas 400-- y traslados a Madrid --otros 400--.

En cuatro años, "volverse a someter a este proceso es bastante fuerte", ha advertido, antes de comentar que por ahora está "todo en el aire" puesto que la dirección y las centrales solo han iniciado el periodo de consultas previo al inicio formal de las negociaciones de este despido colectivo.

Prejubilaciones

Carmen Peteiro, representante de CC.OO., ha cuantificado en unas 250 trabajadores los que podrían optar a una prejubilación, por lo que quedarían 200 personas que serían despedidas si se aplica el recorte completo.

En este sentido, ha hecho hincapié en que, según avancen la negociación, lo relevante va a ser el grado de "voluntariedad" que introduzca la entidad. "Todo lo que se trate de despidos tendría una valoración tremendamente negativa por nuestra parte", ha avisado. Con todo, ha destacado que a partir de este momento se enfrentan, trabajadores y empresa, a un proceso "nuevo" que "nunca" han afrontado, ya que "nunca hubo un despido colectivo" ni en Popular ni en Pastor.

Recorte desproporcionado

Por su parte, Javier Castro, responsable del sector financiero de UGT, ha esperado poder contar en adelante con información concreta sobre los planes de la entidad para el cierre de oficinas, y en qué núcleos se producirá.

En cualquier caso, ve "muy lejos de lo coherente" la cuantía de 3.000 trabajadores afectados en toda España y unos 450 en Galicia. "Es desproporcionado", ha afirmado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad