Gayoso y compañía irán a juicio con el precedente de la cúpula de Penedès, que eludió la cárcel

stop

La Audiencia Nacional sentará en el banquillo al ex copresidente de Novacaixagalicia y a los cuatro directivos que se llevaron 18,9 millones de indemnización

Gayoso, también ha anunciado que recurrirá la sentencia de la Audiencia Nacional

10 de julio de 2014 (00:20 CET)

Julio Fernández Gayoso, ex copresidente de Novacaixagalicia; José Luis Pego, ex director general; Javier García de Paredes, antiguo director general adjunto ejecutivo; Gregorio Gorriarán, responsable del grupo inmobiliario y Óscar Rodríguez Estrada, uno de los gestores de las oficina de integración de la caja resultante de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova. El magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha abierto juicio oral contra todos ellos por el cobro indebido de indemnizaciones millonarias de las que se beneficiaron los cuatro últimos. El abogado Ricardo Pradas, que ejerció de asesor en el comité de retribuciones, también será juzgado.

El auto de apertura de procedimiento, fechado el 4 de julio, da 20 días de plazo a los acusados para que depositen una fianza equivalente a la cantidad que se les reclama, 18,9 millones de euros. En su escrito de acusación provisional, la Fiscalía Anticorrupción solicitó tres años de prisión para Gayoso, los cuatro ex directivos y el abogado por presunta comisión de delitos de apropiación indebida y alternativamente estafa. Pero los ejecutivos de la caja fusionada encaran el juicio con el precedente de Caixa Penedès, la primera vez que se juzgó a directivos por el saqueo de las financieras en plena crisis.

Restitución del dinero y rebaja de condena

El pasado mayo, los cuatro principales miembros de cúpula de la antigua Caixa Penedès, absorbida por el Sabadell, fueron juzgados por un delito continuado de administración desleal. A los directivos les bastó en el juicio con reconocer su culpa y restituir el dinero. Devolvieron 28,6 millones de euros de los 30,6 millones de sus planes de pensiones. A cambio, las acusaciones particulares rebajaron sus solicitudes de tres a dos años de cárcel, con lo que evitaron dormir a la sombra.

En septiembre de 2011 Pego, Gorriarán, Rodríguez Estrada y García de Paredes rescindieron sus contratos con la recién nacida Novacaixagalicia. Los cuatro optaron por transferir el importe de sus millonarias indemnizaciones, que según el auto no eran conocidas ni por el consejo ni por el Banco de España, a cuentas corrientes de otros bancos después de que la entidad hubiese recibido su primera inyección de dinero público, 1.162 millones, y se colocase en la antesala de la nacionalización, que se anunciaría 20 días después. Era la sublimación que coronaba una estrategia diseñada un año antes, en pleno proceso de fusión entre Caixanova y Caixa Galicia, que contó con Gayoso como cooperador necesario para lograr que se esfumasen del banco 18,9 millones de euros. El 29% del valor que el FROB atribuyó a Novacaixagalicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad