Julio Fernández Gayoso, ex copresidente de Novacaixagalicia, durante su comparecencia en el Congreso / EFE
stop

El expresidente de Novacaixagalicia cree que el gran error de las cajas fue “no ir antes a la expansión internacional”

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Julio Fernández Gayoso, ex copresidente de Novacaixagalicia, durante su comparecencia en el Congreso / EFE

en A Coruña, 08 de mayo de 2018 (16:47 CET)

Julio Fernández Gayoso pidió perdón en el Congreso por los errores que pudo cometer en su gestión al frente de Caixanova y también en la emisión de preferentes, pero a la hora de identificar dichos errores tuvo bastantes dificultades. Su intervención fue más prolífica en los aciertos de la caja del sur que en los problemas que llevaron a la nacionalización de Novacaixagalicia.

A su juicio, ni la exposición al ladrillo de la caja era excesiva (19%) ni las emisiones de los productos financieros complejos que atraparon a miles de ahorradores fueron un problema “hasta 2012”. Añadió que representaban una parte muy pequeña de la actividad de Caixanova.

Dos errores

El ex copresidente de Novacaixagalicia identificó, eso sí, al menos dos fallos de gestión. El primero, no ver los problemas del mercado hipotecario pese a mostrar un bajo nivel de crecimiento. El segundo, no acelerar la expansión internacional de Caixanova.

“Me acuso de no ir antes a la expansión internacional. Teníamos que haber ido más aprisa y antes. Las cajas fueron muy tímidas a la hora de salir. La banca nos dio un baño en este aspecto y ahora está viviendo de esas salidas al exterior, a América o Europa”, relató.

Muchísimos aciertos

Gayoso, que no era partidario de la fusión con Caixa Galicia, enumeró una larga lista de aciertos de su gestión, dando enorme importancia a la financiación de R, de la AP-9, del astillero Barreras o de la flota pesquera. Al hablar de la autopista que gestiona Audasa recordó que no daba beneficios, a diferencia de lo que sucede ahora: “Pero la caja tenía como objetivo el progreso y la modernización de Galicia. No el beneficio a corto plazo”, sentenció.

A pesar de tener una espina clavada respecto a la expansión internacional, Gayoso volvió a poner a Caixanova como pionera también en este aspecto. “Fue la tercera caja en implantarse en EEUU, con una oficina en Miami en la que trabajaban 70 personas. También fue la primera en ir a Portugal, concretamente a Braga, Oporto y Lisboa. Estábamos en seis países europeos y en Argentina, Brasil y México. La expansión tiene como consecuencia diversificar las fuentes de captación de negocio y diversificar el riesgo. Teníamos que haberlo hecho antes”, sentenció.

Hemeroteca

Novagalicia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad