Gayoso elude cualquier tipo de responsabilidad en Novacaixagalicia

stop

El excopresidente asegura en el Congreso que sus cargos en esta entidad y en Caixanova fueron solo de “carácter institucional”

Gayoso en su comparecencia en el Congreso

26 de julio de 2012 (12:54 CET)

Poco ha aclarado la comparecencia en el Congreso del excopresidente de Novacaixagalicia y expresidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, sobre los motivos que llevaron a que la entidad gallega fuese intervenida por el Frob. El antiguo dirigente de la caja viguesa aseguró nada más comenzar su intervención que sus funciones tanto en Caixanova como en Novacaixagalicia “fueron de carácter institucional o representativo” y en ningún caso "ejecutivo".

En su alocución inicial, Gayoso habló sobre las vondades de la caja que presidió durante más de 40 años, loó la labor de obra social desempeñada y defendió sus buenos números. No hubo mención a las polémicas más latentes del momento: las participaciones preferentes, que se gestaron sobre todo en la etapa en la que estaban en activo las dos cajas gallegas y las indemnizaciones millonarias que percibieron cuatro exdirectivos de Novacaixagalicia.

Por esta última cuestión tanto los exdirectivos como Gayoso están imputados por la Audiencia Nacional.

Silencio ante preferentes e indemnizaciones

Ante las críticas y las preguntas de los diputados de los distintos grupos parlamentarios sobre estas cuestiones, Gayoso habló de estos temas en su segunda intervención en el Congreso. Fue igualmente para no decir nada acogiéndose a que ambos están inmersos en procesos judiciales.

“El tema de las preferentes está bajo un proceso judicial con una demanda colectiva que ha interpuesto la Fiscalía gallega. No puedo opinar de este tema, sólo si me cita la Fiscalía”, dijo Gayoso, tras ser preguntado por la comercialización que se hizo en Caixanova de participaciones preferentes a clientes analfabetos que acabaron firmando con su huella dáctilar los contratos.

Sobre las indemnizaciones millonarias, después de reiterar que él no había percibido un solo euro en este concepto, declaró: “En este momento, entenderán que no puedo hacer ninguna consideración sobre el tema, que está en manos de la Audiencia Nacional. No tengo que preguntarle a mi abogado para decirles que debo callar sobre estas cosas por ahora. Puedo decir, eso sí, a los que han pedido que devuelva el dinero, que yo no he percibido ni un euro”.

Críticas al sistema de comparecencias

La comparecencia de Gayoso despertó críticas casi unánimes entre las filas parlamentarias. Los diputados encargados de inquerir al expresidente de la antigua Cainanova lo acusaron de no contestar a nada y de no ajustarse a la realidad. Una de las intervenciones más duras fue la del socialista gallego Miguel Cortizo.

"La gente va a decir que le estamos tomando el pelo y con razón. Como ciudadano siento que en esta comisión las comparecencias son una tomadura de pelo para los ciudadanos. Los somieres que rodean al Congreso no van a ser suficientes, habrá que poner un foso de leones o mejor de tiburones financieros para defendernos de la ciudadanía. Nos van a correr a boinazos con estas pamemas", censuró Cortizo.

Gayoso no vio el informe de KPMG

Igualmente, la diputada del BNG, Olaia Fernández Davila pidió a Gayoso que explicase por qué era contrario a la fusión. No fue la única diputada que le preguntó por qué aceptó la fusión de Caixa Galicia y Caixanova si, según sus datos, la entidad radicada en el Sur era tan viable y poseía tan buenos números.

Tanto Cortizo como Davila hicieron referencia, en este punto a la auditoría de KPMG encargada por la propia Xunta de Galicia que dio el visto bueno a la fusión de las cajas. En este punto, Gayoso aseguró que el nunca contó con el informe de KPMG, puesto que la Xunta de Galicia "nunca se lo facilitó a las cajas".

Sin duda, la comparecencia de Gayoso no ha arrojado ninguna luz sobre el porqué de la caída de Novacaixagalicia, tras la fusión de las cajas gallegas. El directivo, que recientemente dimitió como copresidente de NCG, insistió una y otra vez en que desde 2006 sus atribuciones nunca fueron ejecutivas.

Es más, Gayoso apuntó directamente a la puerta de Castellano si alguien necesita de explicaciones más concretas. "Puede tener la seguridad de que en mi caja mandaba el consejo, no yo. Yo hacía propuestas y el consejo aprobaba unas y otras", incidió. "Lo que me preocupa ahora es que el banco que se ha creado sea un banco solvente lo único que deseo es que esa entidd¡ad tenga éxito", indicó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad