Galicia sólo generará empleo con un vuelco demográfico

stop

Los profesores Alberto Meixide y Federico Martín Palmero, y el economista Manuel Lago, aseguran que los problemas de despoblación de la comunidad influyen en la tasa de paro y “encubren la realidad”

Redacción

El presidente de la Diputación de Lugo, Gómez Besteiro, con el director general de 'ED', Juan García, el periodista Julián Rodríguez y los ponentes Alberto Meixide, Martín Palmero y Manuel Lago
El presidente de la Diputación de Lugo, Gómez Besteiro, con el director general de 'ED', Juan García, el periodista Julián Rodríguez y los ponentes Alberto Meixide, Martín Palmero y Manuel Lago

13 de diciembre de 2013 (01:39 CET)

Un territorio no se recuperará económicamente si antes no lo hace demográficamente. Es una reflexión del presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro y, también, una de las ideas que centró el debate organizado por Economía Digital, con la colaboración del grupo El Progreso, en la última jornada del año del ciclo Galicia, en clave económica.

El debate, titulado La encrucijada del desempleo, tuvo lugar en el Pazo de San Marcos, en la capital lucense. Ponentes de primer nivel como el catedrático de Fundamentos de Análisis Económico de la USC Alberto Meixide; el doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de A Coruña Federico Martín Palmero y el responsable del gabinete económico del sindicato CCOO en Galicia durante 25 años, Manuel Lago, analizaron los retos que debe afrontar la comunidad para remontar la sangría del paro.

Desempleo y población

Los tres expertos estuvieron de acuerdo en que, en Galicia, las tasas de desempleo están indiscutiblemente ligadas a una variable diferencial como es la demográfica. La comunidad se está quedando sin jóvenes y, además, se está fracturando en dos partes. Una interior, marcada por el envejecimiento de la población, y otra costera en donde la densidad es mucho mayor.

La comunidad siempre presume de que sus datos de desempleo son menores que la media española. Galicia cerró el tercer trimestre del año con una tasa de paro del 21,6%, frente al 26,6% estatal. Sin embargo, los ponentes en el debate de Economía Digital advierten de que esta es una lectura superficial, de nuevo, marcada por las características demográficas.

Mayor incremento del paro

“El mercado de trabajo gallego está marcado por la demografía. Desde 2008, la tasa de paro pasó del 8,5% al 21,6%. El desempleo se incrementó en casi un 150%, por encima de la media estatal”, advirtió Meixide, quien destacó que los menores ratios de parados no son indicador de una mejor situación económica.

“Si escarbamos, veremos que Galicia tiene una tasa de paro de casi el 22%, menor a la de España, pero una tasa de empleo prácticamente igual, del 43%. En una zona envejecida, el paro es menor, pero también la ocupación”, explicó. “Tenemos una demografía adversa que repercute en el mercado laboral y que encubre problemas”.

Emigración

Parte de los problemas demográficos vienen determinados por la emigración de jóvenes cualificados, algo que destacó en su intervención Federico Martín Palmero. Este fenómeno comenzó ya antes de la llegada de la crisis. Entre 2003 y 2010 salieron de la comunidad hacia el resto de España 315.155 gallegos, mientras que entraron 186.469 personas. De los que marcharon, 39.000 eran universitarios. Galicia pierde capital formado, que migra a otras comunidades (Madrid y Cataluña, especialmente) atraída por la mayor remuneración salarial.

“Entre 2012 y 2013, salieron de Galicia 39.500 personas, 9.000 de ellos licenciadas. Invertirmos en un capital que se marcha a otras comunidades autónomas y lo que es peor, que no regresa”, argumenta Martín Palmero.

Aumentar los salarios

Por su parte, Manuel Lago, indicó que uno de los agravantes del desempleo es que los distintos gobiernos han encadenado, una tras otra, reformas laborales que han flexibilizado las condiciones de contratación. “Hay un exceso brutal de flexibilidad laboral que no ha arreglado la situación. ¿O es que los parados de la construcción son tantos por un problema de salarios?”, reflexiona el sindicalista.

“La única forma de solucionar el problema del desempleo es el crecimiento. Pero un crecimiento real, del 2 al 3% del PIB anual. Eso sólo se logrará con el aumento de la demanda interna y el consumo de las familias, para lo que es necesario un incremento de los salarios”, indicó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad