Galicia se aferra a la Comisión Europea para mantener el 66% de los fondos de cohesión

stop

La última propuesta del presidente del Consejo rebaja la cifra hasta el 57%

Jesús Gamallo, director xeral de Relacións Exteriores da Xunta

21 de noviembre de 2012 (20:08 CET)

“No renunciamos a nada”. Fue la última idea que transmitió el director xeral de Relacións Exteriores de la Xunta, Jesús Gamallo, que asistirá este jueves y viernes a la cumbre extraordinaria donde se estudiarán los fondos europeos destinados a Galicia para los próximos 7 años, de 2014 a 2020.

La última propuesta del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, es que las regiones que, como Galicia, salen del objetivo de convergencia por primera vez conserven el 57% de los fondos recibidos en el periodo anterior. La Xunta, sin embargo, se aferra a la propuesta de la Comisión Europea, con la que mantendría el 66% de esos fondos.

"Partimos de la propuesta de la Comisión, que son los dos tercios”, aseguró Gamallo. En el periodo que finaliza, explica, la ratio de financiación para estas regiones – que pasan del objetivo de convergencia al de competitividad-- era de 20,4 euros por habitante, lo que reservaría para Galicia "exiguos 57 millones de euros", a los que sumar el dinero otorgado al aplicar correctores. En total, serían "poco más de 300 millones" para los siete años. Sin embargo, las negociaciones mantenidas llevaron a pactar lo que se denomina 'red de seguridad' para las regiones que por primera vez salen del objetivo de convergencia, sea cual sea su nivel de PIB. Este mecanismo "garantiza ayuda de transición" a estas zonas. La propuesta de la Comisión fue que mantengan el 66% del dinero recibido en el actual periodo procedente del Fondo Social Europeo, el Feder y el Fondo de la Economía del Conocimiento. En el caso de Galicia, en estos últimos siete años, la aportación fue de 3.300 millones de euros.

Presiones para rebajar el presupuesto

Es por esta circunstancia que Gamallo concluye que Galicia, "en realidad, no llega con malas perspectivas" a la cumbre y que mantiene la confianza en que se logrará el "aterrizaje suave". "Gracias a que --la propuesta de la Comisión-- es muy buena para nuestros intereses, cualquier modulación, ajuste o rebaja, al final, tiene un impacto menor que si la propuesta hubiese sido peor".

En cualquier caso, resalta que las posiciones "están tan alejadas" --varios países presionan para hacer un presupuesto más reducido, entre ellos Holanda, Dinamarca o Finlandia, apoyados por Alemania o Reino Unido-- que, "aunque en Europa todo puede ocurrir en el último cuarto de hora, no es previsible un acuerdo firme" en esta cumbre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad