Galicia perdió 65.000 jóvenes activos en cuatro años

Galicia perdió 65.000 jóvenes activos en cuatro años

stop

El Foro Económico alerta de que Galicia perdió en el primer trimestre de este año 10.000 jóvenes activos entre 25 y 34 años

en A Coruña, 19 de junio de 2018 (14:27 CET)

Las sombras en la economía gallega persisten, condicionarán su futuro y afectan a la generación más preparada. Galicia se encuentra en su tercer mayor periodo de crecimiento económico, ya que encadena diez trimestres consecutivos con avances del Producto Interior Bruto (PIB) por encima del 3%, pero continúa con "carencias" como la falta de creación de empleo de calidad y la pérdida de 65.000 jóvenes activos desde 2014.

Estas son algunas de las conclusiones del último informe de coyuntura del Foro Económico de Galicia, centrado en el primer trimestre de 2018, y que ha sido presentado este martes. En la presentación, el economista Patricio Sánchez ha valorado la bajada del desempleo, que se sitúa en el primer trimestre en el 15,1%, por lo que desciende a niveles de 2009. No obstante, muestra su preocupación por la tasa de ocupación en Galicia, que está en el 45%, casi cinco puntos menos que la media española. En lo tocante a la actividad, en el primer trimestre de 2018 Galicia perdió 14.000 activos, de los cuales 10.000 tenían entre 25 y 34 años.

La sangría de los jóvenes

El caso es que si esta comparativa se hace con el primer trimestre de 2014, la caída de la población activa en jóvenes es "especialmente grave", concluye el Foro Económcio, con una bajada del 22%. En Galicia hay una pérdida en cuatro años de 65.000 activos de entre 25 y 34 años.

El director del Foro Económico, Santiago Lago, ha apuntado a que el avance del PIB continuado "no esconde" las "carencias importantes" de la economía gallega, que "tienen que ver con la calidad del empleo que se genera".

Aunque la crisis "ya pasó en términos de PIB", estos datos macroeconómicos "no están acompañados por la mejora de la calidad del trabajo", pues está "por debajo" de la existente hace una década. Además, persisten situaciones de "desigualdad" con problemas "distributivos" más allá del aumento de cifras macro. Aquí se refiere a la "maldición" existente en España y Galicia de que para que se genere empleo tiene que aumentar la temporalidad, por lo que convierte al país en "líder casi mundial" de trabajo temporal no deseado.

Hemeroteca

Foro Económico
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad