Oficinas del Santander y del Popular en el centro de A Coruña | EDG

La caída del Popular corona a Galicia como líder de la concentración bancaria

stop

Las cuatro provincias gallegas lideran el aumento de la concentración bancaria en España en 2017 tras la caída del Popular y su integración en el Santander

A Coruña, 14 de abril de 2018 (04:55 CET)

Si los cantones de A Coruña son el paradigma de la concentración bancaria en Galicia, Galicia lo es de toda España. En el último año, las cuatro provincias gallegas han sido en las que más ha aumentado este fenómeno, en gran medida como consecuencia de la caída del Banco Popular y su posterior integración, junto con el Pastor, en el Grupo Banco Santander.

Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, expuso estos días en la IX reunión del Foro Económico de Galicia celebrada en A Toxa los efectos de la reestructuración bancaria en la concentración y la exclusión financiera. Según advirtió, con las fusiones, las cuatro provincias gallegas presentan mercados excesivamente concentrados.

El Indice de Herfindahl (HI), la medida, empleada en economía para informar sobre la concentración de un mercado, situaba en 2016 a Lugo, A Coruña y Pontevedra muy cerca del valor 1.800, que es el que marca una concentración excesiva. Ourense era la única que lo superaba (2.169). Sin embargo, en 2017, no queda ninguna de las cuatro por debajo de ese umbral. Todas lo superan ampliamente: Lugo, con 1.986; Pontevedra, con 2.074; A Coruña, con 2.126, y Ourense, con 2.512 puntos.

Análisis de situación

Como apunta Maudos en su estudio, el aumento de este índice en las cuatro provincias supera los 200 puntos, “lo que exige un análisis profundo de las consecuencias sobre la competencia”. También advierte de que el ajuste en la red de oficinas “no ha terminado”, por lo que seguirá aumentando la población “excluida”.  

En los últimos meses, los sindicatos del Pastor ya han avisado en reiteradas ocasiones de las consecuencias negativas que tendría para la población gallega la pérdida de la marca propia. Sin embargo, Ana Botín parece estar decidida a borrar definitivamente la huella del Pastor y el Popular en Galicia. Por tanto, el cierre de más sucursales parece estar garantizado.

Desde 2007, la reestructuración se ha llevado por delante el 40% de la red de oficinas en toda España (18.000 menos, hasta 27.500 en el tercer trimestre de 2017) y el 30% del empleo en el sector, lo que representa 82.000 trabajadores menos.

La banca online, clave

La penetración de la banca online es la clave para hacer frente a la exclusión financiera, pero para eso Maudos pide la colaboración de las administraciones públicas, que son las que tienen que garantizar que todos los hogares dispongan de una buena conexión a Internet. Sin ella, el acceso a la banca será en muchos casos una misión heroica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad