Inauguración del parque eólico Cordal de Montouto, entre Aranga y Guitiriz, de Gas Natural Fenosa / Gas Natural Fenosa

Galicia cierra una década de parálisis eólica

stop

A la espera de los parques de Norvento y Gas Natural, Galicia instaló 300 megavatios en una década, ocho veces menos que Castilla y León

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Inauguración del parque eólico Cordal de Montouto, entre Aranga y Guitiriz, de Gas Natural Fenosa / Gas Natural Fenosa

en A Coruña, 24 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

Allí estaba el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el conselleiro de Economía, Francisco Conde; el entonces presidente de la Deputación da Coruña, Diego Calvo; y el entonces presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró. Era marzo de 2015 e inauguraban un parque eólico de 14 megavatios entre los concellos de Aranga (A Coruña) y Guitiriz (Lugo).

La instalación de Cordal de Montouto, de pequeño tamaño, mereció tanta atención por ser el primer parque que se ponía en marcha desde que la reforma eléctrica puso patas arriba el sector de las renovables con los recortes a las primas. También tenía una importante fuerza simbólica para el Gobierno de Núñez Feijóo, que por más que reformó su propio concurso eólico, una de las medidas estrella con las que el líder del PPdeG llegó a San Caetano, no lograba que se instalara un megavatio desde el año 2012.

parque eólico Gas Natural Fenosa

Inauguración del parque eólico Cordal de Montouto / Gas Natural Fenosa

Galicia instala 325 megavatios, Castilla y León 2.500

La historia es conocida. Feijóo anuló el concurso eólico del bipartito achacándole inseguridad jurídica. Generó importantes problemas con las empresas adjudicatarias, que lograron en los juzgados tres millones en indemnizaciones por el frenazo del reparto. Fue un mal menor, pues reclamaban cantidades superlativas por el lucro cesante. Los tribunales consideraron que no había lugar, pues el concurso del bipartito, legal o no, fue anulado de manera conforme a la normativa.

Cuando el reparto del nuevo Ejecutivo debía ponerse en marcha, la crisis y la reforma energética liderada por José Manuel Soria paralizaron al sector. El balance de la década que se cumplirá este 2018 desde el concurso del bipartito deja a Galicia con unos 325 megavatios instalados. En el mismo periodo, Castilla y León instaló 2.500 megavatios, ocho veces más, según los datos de cierre de 2017, todavía provisionales, de Red Eléctrica.

Más parques en dos años que en una década

La situación de parálisis, especialmente acusada entre 2012 y 2015, debería remitir a partir del nuevo año. El pasado jueves, el Consello da Xunta comenzó la tramitación de 14 nuevos parques en la provincia de Lugo, 409 megavatios que deberían entrar en funcionamiento antes de que finalice 2019. De ser así, Galicia habría incrementado su potencia instalada en dos años más que en la última década.

Si atendemos al concurso eólico del Gobierno de Feijóo en 2010, cuando se repartieron 2.325 megavatios con Gas Natural y Norvento como principales adjudicatarias, la diferencia es todavía mayor. Según los datos de Red Eléctrica, desde aquel año se instalaron en Galicia solamente 78 megavatios, desde los 3.290 con los que se cerró el año hasta los 3.368 con los que se cierra 2017.

Precisamente, Gas Natural (187 megavatios) y Norvento (116 megavatios), junto a Enelgreen Power (92 megavatios) serán las encargadas de reactivar el negocio del viento en Galicia y abonar el canon eólico a la Xunta, un impuesto que las eólicas criticaron con dureza durante la crisis y llevaron sin éxito a los juzgados. El Gobierno gallego espera recaudar 13 millones con el gravamen a las nuevas instalaciones.

Galicia sigue siendo una potencia en renovables

La comunidad se sitúa como el tercer territorio del Estado con mayor potencia instalada con 3.368 megavatios, frente a los 5.684 de Castilla y León, los 3.800 de Castilla-La Mancha, y los 3.326 de Andalucía.

Tras el acusado parón y a pesar de la ausencia de desarrollos fotovoltaicos, Galicia continúa como una potencia dentro del Estado en renovables. El último informe de Red Eléctrica, correspondiente al ejercicio de 2016, colocaba a la comunidad como la segunda en generación de energía en este régimen, solo por detrás de Castilla y León.

Galicia es la tercera en capacidad instalada en el eólico, pero la segunda en energía hidráulica. Entre el territorio gallego, las dos castillas y Andalucía concentran el 62% de la potencia instalada en renovables en el Estado. Si todo marcha según los planes, el peso de Galicia debería ir en aumento, no solo por la reactivación del eólico, sino también por la incorporación de nuevas fuentes, como la biomasa

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad