Frenazo a la creación de empresas en Galicia

stop

La constitución de sociedades aumentó en mayo un 2,6% en la comunidad gallega, con una fuerte caída sobre abril, y las disoluciones se elevaron un 8%, según el IGE

Galicia tiene un déficit de empresas innovadoras no tecnológicas

en A Coruña, 03 de junio de 2016 (13:33 CET)

Más sombras que luces en el panorama empresarial gallego. La creación de empresas aumentó en mayo un 2,6% en Galicia de forma interanual, hasta las 352 (eran 343 en el mismo mes de 2015), según el Boletín Oficial do Rexistro Mercantil que publica este viernes el Instituto Galego de Estatística (IGE). Sin embargo, estas 352 empresas que se constituyeron en mayo son 105 menos que las 457 de abril, lo que supone un descenso intermensual del 23%.    

El capital medio de las sociedades creadas (casi todas fueron de responsabilidad limitada) en mayo fue de 25.649 euros. El 27,8% de las empresas creadas en Galicia en mayo pertenecen a la rama del comercio. Las siguientes actividades en importancia son la hostelería (13,1%), actividades profesionales (10,5%) y la construcción (9,4%).  

La cruz de las disoluciones

La presencia del sexo masculino sigue siendo mayoritaria en la creación de empresas, como en meses precedentes: 341 socios (el 70,02% del total) frente a 146 socias (29,98%) en mayo de 2016. Además, las sociedades mercantiles creadas en Galicia suelen estar compuestas por un número de socios muy pequeño, limitado en un porcentaje muy elevado de las constituciones a una sola persona. De hecho, en mayo, el 65,63% de las sociedades constituidas fueron creadas por uno único socio fundador y el 28,13% por dos socios.  

La cruz también está en las disoluciones, que en mayo subieron un 8%, hasta un total de 96, cuando un año antes eran 89. Con todo, esas 96 son 10 menos que las 106 de abril. Otras 29 empresas redujeron su capital social en mayo, en un mes en el que se registraron dos procesos de fusión y una escisión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad