Franco 'traga' con Caja3

stop

BANCA

Amado Franco, presidente de Ibercaja

30 de noviembre de 2012 (09:21 CET)

Los consejos de administración de Ibercaja y Caja3 han llegado a un principio de acuerdo para la futura integración de ambas entidades. Se retoma la operación abortada en octubre, pero esta vez las condiciones han cambiado: ya no será una fusión, sino una absorción en la que Caja3 se convertirá en una filial de la entidad aragonesa, que se quedará con ella una vez saneada. La caja zaragozana dirigida por Amado Franco recibirá ayuda pública para integrar el banco resultante de la unión entre la CAI, Caja Círculo y Badajoz.

El Banco de España habría presionado a Ibercaja para cerrar la operación y evitar de este modo tener que nacionalizar Caja3. El regulador, dirigido por Luis María Linde, ha colocado en una misma semana dos entidades al borde de la liquidación. Este martes cerraba la operación de venta de Banco de Valencia a La Caixa. Franco, a cambio de quedarse con Caja3, se ha garantizado unas condiciones de partida que protegen a Ibercaja de cualquier exposición inmobiliaria o necesidad extra de capital.

Inyección pública

En el plan de acompañamiento a la absorción, se solicita que las ayudas sean en forma de instrumentos de deuda convertibles y se propone transmitir a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el banco malo, los activos y préstamos inmobiliarios de Caja3. También se aplicará una dura quita a las preferentes y una inyección de dinero del rescate europeo equivalente las necesidades de capital de la entidad recalculadas tras estas medidas, seguramente en forma de cocos (convertibles contingentes). En total, Caja3 necesitará 779 millones. Oliver Wyman detectó deficiencias en la entidad aragonesa de 220 millones, aunque Franco presentó a Linde la estrategia para cubrirlos con recursos propios.

Con esta adquisición, Ibercaja ha informado de que refuerza, "desde un liderazgo claro", la presencia en las zonas tradicionales de actuación, lo que proporcionará una mayor estabilidad del negocio. El proyecto, que partirá de "una buena situación de liquidez", permitirá mejorar la rentabilidad, "como consecuencia de las sinergias que se generan en una operación de este tipo". Las obligaciones que puedan imponer las autoridades en relación con el plan de recapitalización y reestructuración de Caja3, por el apoyo financiero del fondo de rescate Frob, afectarán exclusivamente a CAI, Caja Círculo y Badajoz.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad