Francia, Bélgica y Luxemburgo se quedarán con Dexia

stop

DEUDA DE 10.000 MILLONES

Dexia fue rescatado por la Benelux en 2008

09 de octubre de 2011 (20:51 CET)

El banco Dexia será desmantelado y pasará a manos de los gobiernos de Francia, Bélgica y Luxemburgo, que comprarán las filiales que hay en estos países para venderlas. Así se discute en el consejo de administración del grupo bancario que ha empezado a las tres de la tarde de este domingo. Además, se creará un banco malo para quedarse con los activos menos beneficiosos.

Por el momento, se conoce la cantidad que abonará el Estado belga para quedarse con la filial: 4.000 millones de euros. Así lo ha avanzado el periódico Le Soir, aunque otros medios de comunicación del país afirman que podría ser superior. Una participación que puede lastrar la calificación de la deuda del país, tal como avisó la semana pasada Moody's.

En un primer momento el Estado controlará el 100% del capital, aunque otro rotativo, L’Echo, señala que se podría repartir entre las regiones con más presencia del DBB: Bruselas, Valonia y Flandes. Asimismo, señala que el tiempo máximo que se han fijado para estar en el capital del banco son cinco años.

Francia creará una nueva entidad para quedarse con las filiales de Dexia en el país, muy importantes en el ámbito local; y Luxemburgo,a su vez, venderá la parte del pastel que le corresponde a una sociedad de Catar por unos 900 millones de euros.

Segundo rescate

El banco ya fue rescatado una vez en 2008. Entonces el Benelux inyectó 3.000 millones a la entidad, aunque no le han servido para remontar los resultados. Su deuda está ahora valorada en unos 10.000 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad