Fitch y S&P rebajan la calificación de la banca española

stop

REDUCCIÓN MASIVA

12 de octubre de 2011 (10:18 CET)

Fitch Ratings ha decidido rebajar la calificación crediticia a la gran banca española, uniéndose así a la decisión de Standard & Poor's, que ha rebajado el rating de 10 entidades financieras españolas y empeorado la perspectiva de otras cuatro. 

En concreto, Fitch ha rebajado en un escalón la nota de Banco Santander, Banesto, BBVA, CaixaBank, Banco Popular y Banco Sabadell. La agencia de calificación crediticia ya había rebajado la pasada semana en dos escalones la nota de solvencia de España, hasta 'AA-' desde 'AA ', con perspectiva negativa.

Fitch ha señalado que esta decisión responde al hecho de que los bancos generalmente no deberían ser calificados más altos que el país en el que estén domiciliados. Subraya que esta rebaja también es consistente con la opinión de que muchos bancos a nivel mundial, y los bancos europeos, en particular, "siguen enfrentándose" a las turbulencias en los mercados.

Así, considera que el entorno de debilidad económica en España, el alto desempleo y los problemas del sector inmobiliario seguirá afectando a el volumen de las actividades de los bancos en el país, así como a la calidad de los activos.

Fitch ha reducido el rating de Santander y de Banesto desde 'AA' a 'AA-', con perspectiva 'negativa', decisión que también ha adoptado para otras filiales del grupo presidido por Emilio Botín como Santander Consumer o Santander Totta. En este sentido, también ha recortado en un escalón la nota de BBVA desde 'AA-' a 'A ' y ha revisado de 'estable' a 'negativa' la perspectiva de su calificación.

En los casos de Santander y BBVA, señala que su diversificación geográfica les da una mayor capacidad para compensar la caída en España, aunque ambos cuentan con una presencia significativa en el país. Asimismo, la calificación de CaixaBank y La Caixa ha pasado desde 'A ' a 'A' y su perspectiva ha cambiado de 'estable' a 'negativa', mientras que la de Banco Sabadell y Banco Guipuzcoano se sitúa tras la revisión en 'BBB ', frente al 'A-' anterior, con perspectiva 'negativa'.

Para Fitch, la sólida franquicia a nivel nacional de banca minorista en España contribuye a un alto nivel de ingresos recurrentes y una gran capacidad para atraer los depósitos de clientes. En el caso del Banco Popular, la agencia ha rebajado su rating desde 'A-' a 'BBB ' y lo ha situado en revisión para una posible rebaja después de que anunciara su intención de adquirir la entidad gallega Banco Pastor.

S&P rebaja a diez entidades 


Por su parte, Standard & Poor's había rebajado anteriormente la calificación crediticia a 10 entidades financieras españolas, entre ellas Banco Santander y BBVA, y había empeorado la perspectiva de otras cuatro, debido al riesgo económico de España, informó la agencia.

En concreto, S&P ha subrayado que esta revisión en la calidad crediticia de la banca española esta motivada por la rebaja en la nota al sistema financiero español desde el grupo '3' al grupo '4' dentro de su escala del uno al diez que mide la fortaleza del sector financiero en función del riesgo país, 'Bicra' por sus siglas en inglés (Banking Industry Country Risk Assessment).

En el caso de Banco Santander y BBVA, la agencia de calificación ha recortado su rating en un escalón, situándolo en ambos casos en 'AA-' desde 'AA'. Junto a las dos principales entidades financieras españolas, S&P ha rebajado la nota de otras ocho entidades más.

Standard & Poor's indicó que la economía de España se enfrenta a riesgos en su perspectiva de crecimiento a corto plazo, y que su actividad del mercado inmobiliario sigue "deprimida" y la turbulencia en los mercados de capital ha aumentado. Subrayó, en su opinión, la corrección de los desequilibrios en España va a seguir afectando negativamente a los perfiles financieros de los bancos españoles en los próximos 15-18 meses.

Además, la agencia ha señalado que la perspectiva 'negativa' en las calificaciones de las entidades financieras refleja la posibilidad de que podría rebajar el rating aún más a algunos bancos si la economía se deteriora más de sus previsiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad