Fitch tras los pasos de Moody’s: retira la 'triple A' a Reino Unido

stop

La agencia de calificación apunta a una perspectiva fiscal y económica más débil

20 de abril de 2013 (11:15 CET)

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha seguido los pases de su homóloga Moody’s al retirar el rating 'AAA' a Reino Unido, la máxima calificación posible.

La agencia ha rebajado la valoración un escalón, hasta 'AA ' con perspectiva 'estable', según informa la agencia en un comunicado. Fitch, que concluye así el proceso revisión para una posible rebaja iniciado el pasado 22 de marzo, explica que esta decisión refleja principalmente una perspectiva fiscal y económica "más débil".

Perspectiva negativa

El pasado mes de febrero Moody's ya retiró a Reino Unido la máxima calificación crediticia y la colocó en 'Aa1'. Por su parte, Standard & Poor's mantiene la 'AAA' del país, aunque con perspectiva 'negativa' desde diciembre.

Según las nuevas previsiones de la agencia, la deuda bruta alcanzará un máximo de 101% del PIB en 2015-2016 y sólo comenzará a descender de forma gradual a partir de 2017-2018. La media que ostentan los países 'AAA' es del 50%. Además, este dato empeora su anterior estimación de un máximo del 97%, con inicio de la senda descendente en 2016-2017.

Situación de la deuda


Así, recuerda que anteriormente ya había avisado de que si no lograba estabilizar la deuda por debajo del 100% del PIB y colocarla en una senda descendente en el medio plazo, recortaría el rating el país. "El espacio fiscal para absorber más 'shocks' adversos económicos y financieros no es coherente con el de un rating 'triple A'", agrega.

En su opinión, unos niveles de deuda y déficit mayores de lo previsto refleja el "débil crecimiento" de la economía británica en los últimos años, debido en parte al impacto del desapalancamiento del sector público y privado y a la crisis de la eurozona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad