Financiación para empresas: ¿hay alternativa a los bancos?

stop

La falta de crédito hace emerger a empresas especializadas en pymes que ofrecen hasta 50.000 euros

Existen alternativas a la financiación bancaria para empresas

en Barcelona, 22 de febrero de 2015 (16:23 CET)

Cuando el grifo del crédito se cierra, las pymes y los autónomos son uno de los principales perjudicados, al serles más difícil conseguir financiación para que sus negocios crezcan. Durante los últimos años han surgido una serie de compañías de capital privado especializadas en conceder financiación a empresas y autónomos, y facilitar el acceso al crédito de este segmento de clientes. Se trata de una alternativa a la banca tradicional que opera de forma rápida y, normalmente, de forma online, por lo que los tramites son sencillos y pueden realizarse sin necesidad de desplazarse a ninguna oficina, según informa HelpMyCash.com.

Créditos para empresas de hasta 50.000 € 

Las nuevas financieras permiten a autónomos y pymes solicitar préstamos o líneas de crédito por importes abultados. Están pensadas para ser una fuente de financiación a corto plazo, ya que el período de devolución del capital no suele ser superior a los 6 meses. Los principales requisitos que exigen estas empresas a los prestatarios es que su negocio esté en España y que tenga una antigüedad mínima de unos cuatro meses.

La tramitación del préstamo se realiza a través de Internet y el prestatario sabe si le conceden o no el préstamo en unas horas, a diferencia de lo que ocurre con los bancos, que suelen tardar días en resolver la solicitud, por lo que pueden ser considerados como préstamos rápidos, aunque éste sea un término que tienda a relacionarse con otro tipo de productos, como los minicréditos.

Spotcap es una de las empresas del sector especializada en la financiación de pymes y autónomos. Concede líneas de crédito de hasta 50.000 € de las que se pueden ir haciendo disposiciones a medida que se vaya necesitando el dinero. Cada disposición de efectivo debe devolverse en 6 meses con un tipo de interés de entre el 0,5 % y el 2 % al que habrá que sumarle una comisión de un 1 % o superior.

Su principal ventaja frente a los bancos es que no ofrece un préstamo al uso, es decir, una cantidad fija, sino una línea de crédito de la que el cliente puede ir sacando el dinero que quiera y sólo paga por el capital que utiliza.

Otro ejemplo de financiera especializada en empresas es Iwoca. En este caso, la compañía concede préstamos de hasta 50.000 € a 6 meses. El interés que aplica es del 3,50 % mensual.

Los préstamos P2P: otra alternativa más

Además de la financiación exprés, otra forma de conseguir liquidez sin pasar por el banco es mediante los préstamos P2P. Se trata de un negocio relativamente joven en España que, no obstante, ya ha triunfado en otros países como Estados Unidos. Básicamente consiste en conectar inversores, es decir, personas que quieren rentabilizar su dinero, con personas que necesitan dinero. De ahí que también se les llame préstamos entre particulares. Los prestatarios solicitan una cantidad y seleccionan un plazo de devolución, y los inversores financian el préstamo. Los tipos de interés se fijan en función del perfil de cada cliente y en base a un rating de riesgo establecido por la plataforma.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad