Feijóo promete una reunión a los afectados por las preferentes ante la reforma financiera

stop

“No vemos el sol en el horizonte”, dice el portavoz de una plataforma. Las nuevas normas entierra aún más la posibilidad de que NGB siga en solitario

Feijóo con De Guindos

11 de mayo de 2012 (23:12 CET)

La cuarta reforma financiera puesta en marcha desde que comenzó la crisis asfixia aún más el hipotético futuro en solitario de Novagalicia Banco (NGB). Esto no solo preocupa a sus gestores, también a los miles de afectados por la emisión de participaciones preferentes cuando aún existían las dos cajas gallegas. Preguntados los portavoces de las principales plataformas gallegas por su futuro, la respuesta es contundente: “No vemos el sol en el horizonte”.

En la tarde del viernes, y después de que el ministro de Economía, Luis De Guindos, explicase los pilares de la nueva reforma financiera --que pasará por exigir unas provisiones del 50% para cubrir los préstamos del ladrillo-- el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se encontró cara a cara con varias plataformas de afectados.

Cara a cara con los afectados

Fue en la Cidade da Cultura. Varios representantes de plataformas de afectados por las preferentes participaban en un programa especial de la Cadena Ser. También acudió el presidente gallego.

Fuera de micro, según la versión de los afectados, el mandatario les prometió una reunión, esta vez con él. Los llamará. La situación en la que se encuentran cobra ya tintes dramáticos. Sobre todo porque el futuro de la entidad que tiene cautivos sus ahorros cada vez parece más encaminada a la subasta tradicional, por un euro.

“Después de lo de Bankia, y lo crudo que lo van a tener sus afectados, no sabemos que va a pasar”, comentó a Economía Digital uno de los representantes de la plataforma de O Morrazo, que de momento, anuncia que esta semana seguirán con sus movilizaciones e impedirán la apertura de varias entidades de NGB durante unas horas.

NGB prefiere callar

En cuanto al futuro de NGB, si antes los expertos manifestaban que la entidad de José María Castellano lo tenía complicado para seguir en solitario, el anuncio del Consejo de Ministros la entierra más en la sombra de la puja. La entidad, como viene siendo habitual, no se ha pronunciado.

El banco está “a la espera” de conocer el texto completo del decreto de saneamiento para “analizarlo y evaluar su impacto”. La norma provocará que la banca tenga que destinar otros 30.000 millones de euros para provisionar créditos del sector inmobiliario. Las entidades tendrán que presentar sus planes para cumplir el decreto antes del 11 de junio.

Feijóo carga ahora contra Mafo

Los sindicatos creen que el decreto aprobado este viernes “no despeja el futuro de la entidad” pero desde luego, “pone difícil su salida”.

Mientras tanto, en el terreno político y ante la proximidad de las elecciones, nadie quiere cargar con el muerto de NGB. El presidente de la Xunta, uno de los máximos abanderados de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova, carga ahora contra el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Mafo.

“La laxitud y la falta de licencia de su supervisor deberían valorarse y reflexionarse”, declaró Feijóo, quien opinó que Mafo “no pasará a la historia como un gestor diligente”. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad