EVO se convierte en banco

stop

NCG prevé concluir en diciembre el proceso de separación de su 'filial', que ha obtenido ficha bancaria

José Luis Abelleira, director general de EVO, durante la presentación de la entidad | EVO Banco

28 de octubre de 2013 (11:24 CET)

EVO, la marca con la que hasta ahora que NCG actuaba fuera de Galicia, Asturias y León y cuya venta al fondo americano Apollo fue acordada el pasado septiembre, se ha convertido de forma oficial en un banco. Según indica la entidad presidida por José María Castellano, el pasado 18 de octubre, se inscribió en el Registro de Bancos y Banqueros del Banco de España.

Según indica en nota de prensa el director general de EVO Banco, José Luis Abelleira, “la creación y consolidación de un nuevo banco y la capacidad de atraer inversores en un momento de concentración traslada un mensaje muy positivo a nuestros profesionales y nuestros clientes, y supone un punto más de validación del proceso de reestructuración y evolución seguido por el sistema financiero español”.

Requisito fundamental para la venta

La consecución de la ficha bancaria se produce dentro del proceso de adjudicación acelerada de EVO que Novagalicia comenzó este año. Que la filial de NCG se convirtiese oficialmente en banco era un requisito imprescindible para cerrar la venta al grupo Apollo.

El pasado 8 de octubre, apenas un mes después del anuncio de venta, NCG procedió a constituir la sociedad anónima EVO Banco, señalando su comienzo de operaciones el 4 de octubre. Según los datos del Registro Mercantil, su domicilio social quedó marcado en Rúa Nova, en A Coruña, donde tiene su sede social Novagalicia.

Constitución el pasado 4 de octubre

EVO comenzó sus operaciones con un capital suscrito y desembolsado de 18 millones de euros, según consta en el Registro Mercantil. Desde esa fecha, tiene objeto social: “Realización de actividades, operaciones y servicios propios del negocio de la banca en general”, así como “la adquisición, tenencia, disfrute y enajenación de toda clase de valores mobiliarios”.

Según indican desde la entidad gallega, EVO mantendrá su sede y servicios centrales en Madrid y seguirá sujeta “al mismo sistema de garantías, derechos y obligaciones que el resto de entidades bancarias de España”. En diciembre, se prevé que esté concluido, por completo, el proceso de separación de NCG y su, hasta ahora, red de oficinas fuera de la comunidad gallega, Asturias y León.

Un 30% más de clientes


Por otro lado, Novagalicia informa de que EVO ha crecido un 30% en número de clientes en lo que va de año, “tras incorporar al proyecto 58.824 nuevos clientes entre enero y septiembre y sumar 256.200 clientes en año y medio de existencia”.

En la actualidad, dispone de un plantilla integrada por 590 profesionales y 80 oficinas en las principales ciudades de España, con horario ininterrumpido, de 8:30 de la mañana a 20:00 de la tarde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad